Razones para poner una alfombra en el dormitorio
Ahora que empezó el otoño, ya sabemos que trae consigo la bajada de temperaturas y, por consiguiente, el frío. Para poder sentir algo de calor en los próximos meses deberemos recurrir a elementos como calefactores, edredones o alfombras, entre otros. Hoy me gustaría centrarme en las alfombras, que además de dar calor son el complemento perfecto en cualquier estancia.

Actualmente hay infinitas posibilidades a la hora de elegir una alfombra, ya que las puedes encontrar en un gran número de formas, diseños, colores, tejidos, etc. Para cualquier estancia encontrarás muchas opciones de tu gusto, pero vamos a centrarnos en el dormitorio, en donde yo considero que es indispensable tener una.

¿Por qué poner una alfombra en el dormitorio?

Razones para poner una alfombra en el dormitorio
– Pies calientes: las alfombras de dormitorio normalmente se ponen en un lado de la cama, para que así puedas pisarla nada más levantarte y no notar el frío del suelo. Es una sensación genial y muy acogedora poder notar la alfombra estando descalzo, tanto antes de acostarte como cuando te levantes.

– Antideslizante: teniendo una alfombra estás a salvo de resbalarte en el suelo y que una caída pueda ocasionarte un problema. Sin duda es una superficie segura sobre la que poder caminar sin resbalones, y además sin notar el suelo duro que hay sin alfombra.

Razones para poner una alfombra en el dormitorio
– Delimitar espacios: si quieres separar ambientes en tu dormitorio, por ejemplo la zona de descanso del vestidor, la alfombra es el complemento perfecto para hacerlo y que, además, quede muy bien.

– Reducir el ruido: puede parecer que no, pero una alfombra es un excelente aislante de los ruidos que vienen del exterior o del resto de la casa. En el dormitorio necesitamos descansar y que el ambiente sea tranquilo, así que con la alfombra lograremos que lo sea y podamos relajarnos más y mejor.

Razones para poner una alfombra en el dormitorio
– Estética: es una de los principales motivos que solemos tener para ponerla, ya que nos ayuda a que la decoración del dormitorio sea más acogedora y de nuestro gusto. Gracias a la variedad que hay en el mercado puedes elegirla en diversos estilos para que encaje perfectamente con lo que quieres tener en tu dormitorio. Puedes encontrarlas persas, de lana, de fibras vegetales, chinas… una larga lista de opciones entre las que seguro que encontrarás muchas de tu agrado.