Razones para usar el blanco en la decoración del hogar
A la hora de decorar el hogar es útil pensar en él como un lienzo donde ir añadiendo detalles personales que combinen o contrasten creando armonía. En este sentido, el color de las paredes, los revestimientos y los muebles que usemos será la base de nuestra decoración. Y dentro de esto colores, el blanco siempre ha sido uno de los más usados en todas las estancias y en todos los estilos.

Aunque ha vivido épocas de decadencia en las que se buscaban tonalidades más atrevidas, el color blanco nunca ha pasado de moda. De hecho, ahora más que nunca es tendencia, ofreciéndonos la posibilidad de sacar el máximo partido a los espacios por su variedad de tonos y las combinaciones que estos nos ofrecen. Y es que el blanco es el color de la pureza, la limpieza y del brillo y además es ideal como comodín, ya que combina a la perfección con todos los colores. A continuación te damos diferentes razones para que lo uses en la decoración de tu hogar.

Brillo, luz y amplitud

Una de las principales ventajas de utilizar el blanco en la decoración es que este color aporta brillo, luz y genera sensación de amplitud. Así, es ideal para vestir espacios pequeños y hacerlos más grandes a nuestros ojos, además de más luminosos.

Razones para usar el blanco en la decoración del hogar

Completo perfecto

Gracias a que combina con todos los tonos, puede servir como complemento para todos ellos. Así, será muy fácil introducir notas en blanco, sin la necesidad de cambiar ninguna pieza de las ya existentes en la estancia.

Elegante y relajante

El color blanco es ideal para todo tipo de espacios, desde los más modernos hasta los más clásicos, siempre dando un aspecto muy elegante y creando un espacio muy acogedor. Por si fuera poco, es el tono más relajante, por lo que es ideal para los dormitorios. Sin embargo, es importante evitar caer en al frialdad extrema de la estancia, que no generará sensación de confort.