Reciclaje en la decoración
Reciclar no solamente es una cuestión fundamental para mantener el medio ambiente sino que además se convierte cada vez más en una forma alternativa de moda y decoración.

Si estás decorando tu casa y te gustaría integrar algunas originales piezas recicladas a la vez que ahorras dinero ya sabes, quédate con alguna de las ideas que te dejamos a continuación.

– Bidones: Aunque pueden ser piezas pesadas y un tanto peligrosas, una vez las arregles y pintes de colores pueden resultar unos espacios de almacenamiento de lo más originales y prácticos, una especie de estanterías redondas que además podrás apilar.

– Palés: Sofás, mesas, estanterías, zapateros… Se nos ocurren mil y una ideas prácticas y decorativas para los viejos palés, y es que no solamente pueden conseguirse de forma gratuita (o muy económicos) sino que además bien decorados pueden resultar realmente decorativos. Echa un vistazo a nuestro artículo acerca de ideas para decorar con palés, ¡te encantarán!

Reciclaje en la decoración
– Menaje: Cuando te hagas cansado de tus jarras, regaderas u otros utensilios similares no se te ocurra tirarlos, porque día de hoy la decoración vintage está a la última y estos son algunos de sus productos fetiche. Sólo tienes que volver a pintarlos con los colores y diseños que más te gusten y utilizarlos de una forma original que no tiene por qué coincidir con la que el producto fue creado en su día.

– Marcos antiguos: Las molduras rococó del siglo pasado han vuelto a ponerse a la última, mucho más si además sabemos que no son una imitación de la actualidad sino que provienen de tiempos pasados. Utilízalas para tus fotografías, cuadros y hasta para enmarcar un espejo ya sea de forma individual o en composiciones a modo de mosaico.

Reciclaje en la decoración
Textiles en patchwork: Si has hecho limpieza de armario y tienes un montón de prendas de ropa de hogar o de vestir con las que no sabes qué hacer no dudes en confeccionar algunas originales piezas textiles como fundas para cojines, colchas y hasta cortinas. El patchwork consiste sencillamente en cortar trozos de distintas telas y unirlos para formar una nueva pieza.