Reducir el consumo del hogar en inverno
Conseguir un hogar eficiente en el que se ahorre energía y también dinero para favorecer al medio ambiente y a nuestros propios bolsillos no es algo fácil, menos todavía cuando nos encontramos en los meses más fríos del año y queremos estar en casa como auténticos marajás.

Calefacción, agua caliente, secadora, un aumento del consumo de la luz artificial… Si quieres hacer frente al invierno sin renunciar al confort y ahorrando algo en tus recibos sigue algunos de los consejos que te dejamos a continuación.

1. La calefacción debe servir para acondicionar el ambiente, no para que vayamos en manga corta por casa: una temperatura de 21º es suficiente para mantener un espacio confortable y no gastará tanto, pues por cada grado de más que se aumenta el consumo sube hasta un 7% más.

2. Comprueba el estado de tus puertas y ventanas y asegúrate de que están bien aisladas, pues las entradas y salidas de aire harán que la calefacción sea malgastada. En caso de tener fugas, arréglalas cuanto antes sellando los huecos por los que se escapa el aire.

3. Limpia al menos un vez al año tus aparatos, pues de no estar en condiciones podrían entorpecer la salida del aire caliente haciendo que se aproveche menos y consuma igual.

4. Mantén tus cortinas abiertas durante el día para que el calor del sol se cuele en tu hogar y permita calentar un poco el ambiente para la tarde-noche. También puedes programar la calefacción a la hora que creas conveniente.

5. Si vas a realizar reformas en el hogar asegúrate de que se llevan a cabo con materiales aislantes, que no solamente mantendrán la temperatura del hogar (con un ahorro de hasta el 30%) sino que además reducirán la contaminación acústica en el mismo.

Otras medidas útiles para todo el año podrían ser las persianas automática (que funcionan con luz), las ventanas de PVC, las bombillas de bajo consumo o los detectores de movimiento para la activación automática de la luz cuando se la necesita, por ejemplo.