Cómo reducir el polvo en los interiores
El polvo está en todas partes y no importa si tienes abiertas o cerradas las puertas y ventanas, el polvo siempre se puede colar en tu hogar. Esta sustancia irritante a menudo parece multiplicarse a un ritmo frenético, tanto que desafía a la imaginación, pero en realidad es una mezcla desagradable de escamas de piel, fibras de tela, papel polen, pelo de mascotas, cabello humano, sociedad, esporas de moho y otras cosas que es mejor dejas a la imaginación pero que se encuentra en tu hogar. Pero entonces, ¿cómo puedes deshacerte de él? No quisiera decepcionarte, pero la realidad es que no se puede.

La batalla contra el polvo es una realidad en todos los hogares, y te aseguro que nunca serás el ganador. Esto no quiere decir que no debas luchar contra él ni querer tener la casa limpia. Esto significa que tienes que ser más inteligente y que nunca te des por vencido/a ante el polvo. Aunque es cierto que no puedes deshacerte de él por completo, puedes tomar algunas medidas para reducir la cantidad de polvo en tu hogar.

Suelos desnudos

A pesar de que la alfombra es ideal para crear confort en el hogar, también es un imán para el polvo y todo tipo de alérgenos. Si realmente quieres tener menos polvo en tu hogar, una de las mejores formas de hacerlo es quitando las alfombras del suelo. Limpia el suelo con frecuencia y no te olvides limpiar debajo de las calmas y de los sofás.

Cómo reducir el polvo en los interiores

Dormir con una funda de edredón

Tu ropa de cama está expuesta a lo peor de ti: las escamas de la piel, los aceites corporales y otras sustancias desagradables. Recoge un poco de polvo ya que la superficie horizontal proporciona un lugar de asentamiento perfecto para las sustancias del aire. Cuando utilizas un edredón con una cubierta para tu comodidad para dormir, es una cuestión fácil que puedas lavarlo cada semana y dormir sin polvo.

Cierra el armario

Una gran cantidad de polvo existe en tu habitación y proviene de tu armario. Así es, si tienes el armario abierto normalmente, es el causante de gran cantidad de polvo en tu dormitorio por culpa de las telas. Puedes reducir el polvo manteniendo la puerta de tu armario cerrado cuando no estés debatiendo sobre qué es lo que quieres ponerte en un día concreto. Así, reducirás gran parte del polvo. Si también eres una persona que deja la ropa fuera del armario de vez en cuando, puedes tener uan bolsa o una cesta cerrada para la ropa y así evitarás que haya más polvo de la cuenta.

Cómo reducir el polvo en los interiores

Piensa en tus ventanas

Cada vez que abres tus ventanas el polvo entrará en el interior. Esto significa que existen contaminantes del aire, el suelo, el polen, fragmentos microscópicos de caucho de los neumáticos, partes de insectos y otras desagradables sustancias que se abren camino en tu hogar desde tu ventana abierta. Aunque es bueno que abras la ventana cada día para poder airear tu hogar, es mejor que las mantengas cerradas cuando hace viento o durante el resto del día.

Ventiladores

Tu aspiradora será una de tus mejores armas para luchar contra el polvo, aunque también puede hacer que se suban partículas de polvo en el aire. También es posible que tengas un ventilador para soportar el calor o un ventilador de aire caliente para el invierno… el ventilador puede hacer que el aire se remueva junto con el polvo, por eso es necesario usarlo lo justo o cuando esté todo limpio.

Cómo reducir el polvo en los interiores
¿Cuáles son tus trucos para tener menos polvo en tu hogar y dejar a los ácaros fuera de tu lado?