Reglas para iluminar tu hogar
Cómo bien sabes, una buena iluminación puede aportar encanto y personalidad a tu hogar. Sin embargo, es muy importante saber elegir y adaptar las lámparas a tus necesidades. Para que puedas conseguir una casa perfectamente iluminada, vamos a darte unos cuantos consejos que seguro que te serán muy útiles.

En primer lugar, te aconsejamos que multipliques las fuentes de luz: una iluminación indirecta en la que sea posible regular la intensidad, una iluminación directa, iluminaciones especiales para seguir tus actividades… Sin embargo, la iluminación nunca debe deslumbrar, por lo que deberás optar por lámparas incandescentes, evitar las paredes blancas y elegir colores amarillos, ámbar, beige y pastel.

Puedes jugar con la iluminación para dar volumen a los objetos situando luminarias de lado, detrás, o bajo los objetos a resaltar. De esta manera, podrás destacar cuadros, un acuario o la fachada en el exterior. La instalación de reguladores también puede serte muy útil, ya que podrás regular la intensidad de la luz.

Reglas para iluminar tu hogar
Debes tener cuidado con las sombras sobre las paredes. Por ejemplo, una lámpara en el techo justo encima de tu escritorio proyectará sobre la mesa sombras molestas cuando te inclines hacia adelante. Por eso, es preferible la iluminación por delante y lateral sobre la mesa o el escritorio. También es recomendable que evites que la iluminación caiga directamente con aplomo sobre los asientos.

Por otro lado, es importante que hagas pruebas para ver las sombras y los deslumbramientos antes de fijar definitivamente tus lámparas. Otra buena idea es equipar tus interruptores con pilotos luminosos que permitan ser fácilmente localizables en la oscuridad. Además, en el desván, el garaje y el sendero exterior, puedes utilizar sensores de detección de movimiento, que aseguran la iluminación sin tu intervención.