Relojes originales para la decoración
Aunque mantenemos una complicada relación de amor-odio con ellos, los relojes son uno de los elementos más imprescindibles para el hogar. Sin embargo, más allá de su funcionalidad estos guardianes del tiempo pueden convertirse en elementos muy ornamentales que, bien escogidos, pueden hacer marcar la diferencia a tu hogar.

En Interiorismos hemos estado realizando una búsqueda en la web para mostrarte algunos de los relojes más originales y caprichosos para la decoración, así que si estabas pensando en hacer de este objeto el elemento central de alguna de tus estancias no dudes en tener en cuenta las propuestas que te dejamos a continuación.

Relojes originales para la decoración
Relojes de vinilo: Se trata de pegatinas decorativas para superficies lisas que apenas ocuparán espacio en la pared más allá de la estructura central con el mecanismo y las delgadas agujas. La variedad de diseños y estilos es amplísima, por lo que seguro encuentras uno que se adapta a la perfección a tus gustos… ¡incluso los hay personalizables!

Relojes originales para la decoración
– Reloj de pie de Ikea: Es un diseño que no me puedo quitar de la cabeza, y es que se trata de una encantadora mezcla entre los tradicionales relojes de pie de casa de la abuela y los estilos más contemporáneos y minimalistas.

Relojes originales para la decoración
– Con fotos: Para los que piensan en los suyos a todas horas, y nunca mejor dicho. Se trata de relojes con el mecanismo central habitual pero con unos ‘bracitos’ que te permiten sustituir los números del 1 al 12 por las fotografías que más te apetezca.

– Independientes: No sabíamos bien como clasificar a los de este estilo, pues se trata de esos relojes de pared en los que los números se colocan de forma independiente y separados de la base central de las agujas. Eso sí, si no quieres confundirte más vale que lo hagas a conciencia.

Relojes originales para la decoración
– Bastidor: Es una idea con la que deberás hacer manualidades, y es consiste en reciclar un bastidor colocándole una tela, algunos botones de colores en cada una de las horas y un sistema central de agujas con el mecanismo en la parte posterior. Precisamente por eso se convierte en una propuesta de lo más económica y original, así que ya sabes… do it yourself!

¿Qué otras ideas se te ocurren?