Renovar las habitaciones con gresite
Muchas veces nos planteamos renovar nuestras casas, sobre todo en estaciones como el otoño, cuando la entrada del tiempo más fresco y la necesidad de sentirnos a gusto hacen que nos queramos rodear de ambientes agradables. Sin embargo, las obras son algo que a todos nos asusta… Y no es de extrañar.

Pero hay formas de renovar las paredes de nuestras viviendas sin tener que “empantanarnos” a fondo. Y una de las más modernas y originales, además de resistentes, es revestirlas con gresite para lograr ambientes tan atractivos como los de estas imágenes.

Reformas sin obras ni ruidos

Renovar las habitaciones con gresite
En las fotos podéis ver varios rincones y estancias, decorados con revestimientos de gresite de la marca Hisbalit. La firma nos comenta que estos revestimientos permiten cambiar el estilo de una habitación sin tener que demoler tabiques, contratar proyectos complicados o generar escombros o ruidos. Y es que el mosaico de vidrio, que es como en realidad se llama este producto, es un revestimiento tan ligero y manejable que se puede pegar encima de cualquier superficie sin ningún problema. Si sois habilidosos y valientes podéis colocarlo vosotros mismos; pero la verdad es que no es fácil, y mi consejo es que contratéis a un buen profesional para instalarlo.

Sobre cualquier superficie

Renovar las habitaciones con gresite
Esto significa que es posible demos colocar estos preciosos murales, formados por teselas de distintos formatos (cuadradas, redondas, hexagonales…), sobre paredes alicatadas, empapeladas, pintadas o acabadas con cemento. Lo único que hay que tener en cuenta es que la pared debe estar en buen estado, sin grietas ni elementos que se desprendan.

Renovar las habitaciones con gresite
Los revestimientos de Hisbalit tienen solo 4 mm de espesor y gracias a ellos se puede renovar cualquier zona (también suelos o encimeras) desde 27 euros por metro cuadrado, instalación incluida. Mi consejo es que escojáis este revestimiento para todo tipo de ambientes, incluyendo muebles de obra o zócalos para salones. ¡Os sorprenderá!