Renovar la terraza con bajo presupuesto
El jardín y la terraza son los grandes favoritos del verano, eso sí, después de haber sido olvidados durante los últimos fríos meses del invierno… Precisamente por eso, solo nos preocupamos de su decoración cuando se acerca la temporada estival y queremos volver a disfrutar de un espacio exterior a la fresca que sirva tanto para el esparcimiento como para el relax.

Con el paso de los años, no obstante, acabamos por cansarnos de tener siempre la misma decoración o notamos como a pesar de su poco uso los años no han pasado en vano para nuestro mobiliario y ornamentos.

Si te gustaría dar nuevos aires al espacio sin gastar demasiado tiempo ni dinero en ello echa un vistazo a estas propuestas, ¡esperamos que te sean de utilidad!

Una gran idea es cambiar radicalmente el color predominante en la decoración, lo que ayudará a refrescar y renovar el espacio dándole un aspecto completamente distinto.

Renovar la terraza con bajo presupuesto
En este sentido, los elementos más susceptibles de cambio son los textiles: Cambia esas antiguas fundas de las carpas o de las sombrillas, los desgastados cojines de las sillas y hasta los manteles que utilizas para la mesa… ¡Verás con qué facilidad se transforma el espacio!

Renueva también el menaje y la decoración general o bien rediséñalos realizando algunos trabajos manuales que lo conviertan en una pieza completamente nueva.

Si quieres dar frescura al ambiente no dudes en colocar algunas plantas de distintas especies, colores, formas y tamaños por toda la terraza ya sea separadas o concentradas en alguno de sus rincones.

En el caso de que ya tuvieses plantas pero quieras dar un giro a la decoración, puedes hacer dos cosas: La primera es cambiar los maceteros; la segunda consiste en redistribuirlas en el espacio, de modo que si estaban juntas las separas y si estaban separadas las agrupas en alguna zona concreta.

Ambientar el espacio de la terraza
es también fundamental para darle un nuevo aire, y es además es de lo más fácil y económico haciéndote con elementos como las tiras decorativas con guirnaldas iluminadas de colores, las velitas o utilizando bombillas de tenue luz amarilla, por ejemplo.