Renovar tu casa por menos de 100 €
Si estás cansado de la decoración de tu hogar pero no te puedes permitir una nueva decoración por lo caro que te puede salir no debes alarmarte porque puedes renovar tu hogar con muy poco dinero, en ocasiones con menos de 100 € se pueden lograr auténticas maravillas, sólo tendrás que dar rienda suelta a tu creatividad y a tu imaginación. No es necesario tener que contratar a un interiorista ni a nadie que tenga que decorar por ti y que además te cueste un dineral.

Para renovar tu casa por menos de 100 € tendrás que pensar en esos detalles que puedes añadir a tus estancias y que ayudarán a que la sensación de las mismas cambien al 100%, sin obras, sin tirar tabiques, sin necesidad de gastarte más dinero de la cuenta… y consiguiendo tu objetivo: cambiar el aspecto y sentirte mejor con la nueva decoración.

Una alfombra

Las alfombras aportan calidez y bienestar a cualquier estancia, si ya te has cansado de la antigua que tienes guárdala para cuando quieras cambiarla. Piensa en una alfombra que encaje perfectamente con la decoración, que esté construida con materiales de buena calidad, que sea fácil de limpiar y mantener, pero sobre todo que cuando la coloques en el suelo de la estancia (como el salón o el dormitorio) sientas que queda estupendamente.

Estanterías

Los estantes siempre serán una opción más que asequibles y además muy prácticos y funcionales para cualquier estancia, pero donde mayor uso podrás darle de forma diaria podrá ser en la cocina. Si tienes paredes muy “vacías” y quieres darles un cambio y que además este cambio te sea funcional, no dudes en instalar varios estantes. En ellos podrás colocar tu vajilla para tenerla a mano, tu colección de porcelana, bonitas plantas para dar color y vitalidad a la estancia… ¡lo que quieras!

Renovar tu casa por menos de 100 €

Cambiar el color de las paredes

Si realmente quieres cambiar la decoración de tu hogar no hay nada más eficaz que cambiar el color de las paredes. Las tonalidades que escojas para pintar de nuevo tus paredes resultarán claves para cambiar el aspecto de tu vivienda, eso sí, para que te salga por un precio económico tendrás que hacerlo tú mismo. Por ejemplo si tienes las paredes blancas y quieres seguir aportando luminosidad a tu estancia, puedes pintar las paredes en tonalidades pastel, si quieres aportar algún efecto óptico puedes apostar por las rayas o motivos abstractos… ¡las posibilidades son infinitas!