Renovar una casa antigua
Sea porque hemos tenido la suerte de tener un antiguo piso en posesión o sencillamente porque el salario no nos da para más que un piso de segunda o tercera mano, la mayoría de nosotros tenemos que hacernos a la idea de que no decoraremos un piso nuevo a nuestras anchas sino que debemos adaptarnos a las características del que está en nuestras manos.

Pero tranquilo, porque que adquieras una vivienda antigua no significa que tengas que vivir en los tiempos en los que fue construida… ¡Está en tu mano renovarlo por completo!

Lo primero que debes hacer es plantearte qué hay de aprovechable en el espacio y qué no así como cuáles son las zonas que quieres potenciar en toda la casa. Si quieres un cambio radical y puedes permitírtelo, deshazte de todo el mobiliario y decoración anterior.

El segundo paso para renovar el hogar después de una limpieza es el de dar color a las paredes. Nuestro consejo en este sentido es claro: Procura escoger los tonos que mejor vayan en cada espacio (teniendo en cuenta las cuestiones de luz o las funciones de cada espacio, por ejemplo) sin olvidar que siempre resulta positivo llevar a cabo un cambio radical que no repita los tonos que ya había anteriormente en el espacio.

Si las puertas también están estropeadas y no cuentas con suficiente presupuesto como para cambiarlas puedes recuperarlas pintándolas (solo en los hogares más modernos), devolviéndoles el brillo con una capa de barniz o aplicando sobre ellas un poco de aceite y vinagre más claros u oscuros según el color de tus puertas.

Puedes hacer lo mismo en el caso de que haya suelo de parquet.

Y precisamente hablando de suelo te proponemos que aproveches las posibilidades que tenemos a día de hoy para renovar tu suelo desfasado de forma fácil y económica: Los suelos vinílicos son una solución ideal que además dará un estilo increíble a tu hogar.

Los muebles y la ornamentación dependerán básicamente de tus gustos, aunque si quieres continuar con las líneas modernas que comentábamos más vale que apuestes por un mobiliario de líneas lisas y rectas y una decoración sencilla pero siempre acorde a tus gustos.

Como consejo final te recomendamos echar un vistazo a las distintas posibilidades decorativas para cada uno de los espacios de tu hogar (suelos, paredes, mobiliario, textiles, etc.)… ¡Te sorprenderá la amplia variedad disponible!

Puedes hacerlo en cada una de nuestras secciones o haciendo uso de nuestro buscador.