Renueva el baño y la cocina por poco dinero
Con los tiempos que corren, hoy en día se hace difícil poder hacer según qué reparaciones y reformas en el hogar, a pesar de que sean completamente necesarias. ¡Y es que a todos nos ha tocado apretarnos un poquito el cinturón! Sin embargo, hay estancias de la casa que no pueden estar en malas condiciones, y ya no solo por estética, sino por higiene y salud. Así, es importante que tanto la cocina como el baño presenten un buen aspecto.

Por suerte, con unos pequeños cambios en tu hogar, ganarás higiene y limpieza, conseguirás ahorrar unos dineritos muy útiles en estos momentos y todo te durará más. ¿No te lo crees? ¡Pues atento a los consejos que te damos a continuación!

Facilidades en la limpieza

Si quieres que tu cocina y tu baño parezcan nuevos con un gasto mínimo, es importante que tengas muy en cuenta la limpieza. Por eso, sería ideal que renovaras las paredes con paneles sintéticos de aspecto cerámico que se pegan como el azulejo. Son resistentes al agua, al calor y la grasa y, además, las juntas no se ennegrecen.

Renueva el baño y la cocina por poco dinero
Por otro lado, puedes optar por laminados hidrófugos o vinilicos antideslizantes sin juntas para el suelo y pinturas específicas para los techos. Así, las mejores para la cocina son las antigrasa, mientras que para el baño deberás escoger antihumedad.

Cal, impurezas y sobretensión

Por otro lado, te recomendamos que cambies los grifos por otros antical y antihuellas, además de sustituir la mampara del baño por otra con tratamiento antical. En cuanto al moho en el baño, podrás evitarlo con extractores, deshumidificadores y toalleros eléctricos.

Renueva el baño y la cocina por poco dinero
Además, es muy recomendable que protejas las tuberías de la cal e impurezas del agua con dispositivos magnéticos antiincrustantes y los electrodomésticos con protectores de sobretensión.

Seguridad

Por último, queremos darte unos cuantos consejos referentes a la seguridad: pon griferías termostáticas con tacto frío; aplica soluciones antideslizantes que eviten resbalones en la bañera o ducha; instala dispositivos que detecten escapes de gas y aparatos que avisan si hay agua en el suelo; y coloca protectores para la placa.