Renueva tu hogar ¡ahora mismo!
Renovar el hogar no implica que tengas que gastarte dinero comprando muebles nuevos para decorar de nuevo cada estancia, ni que tengas que pintar todas las paredes o contratar pintores que lo hagan por ti. Tampoco es necesario que construyas tus propios muebles para ser ecológico o para reutilizar los viejos trastos que tienes por casa y así darles más vida dándote más servicios. Esto no es necesario porque te llevaría tiempo, dinero y esperas. A veces se necesita crear un cambio en el hogar sin esperas y en ese mismo instante.

Cuando me refiero a renovar tu hogar ahora mismo, me refiero a que en una tarde puedes tener tu casa totalmente renovada, sin salir por la puerta, sin gastar ni un euro y además consiguiendo que tu casa esté totalmente renovada. ¿Cómo hacerlo? Redecorando tu hogar con lo más importante: con las cosas que ya tienes en tu casa. Sólo necesitarás una tarde, tiempo y energía para poder conseguir resultados excelente, y créeme cuando te digo que vale la pena. Hoy te quiero dar unas ideas que seguro te vendrán genial para que cuando acabe el día tengas una casa renovada.

Mover los muebles

Así de sencillo, la manera más fácil (aunque tengas que gastar energías) para renovar tu casa es moviendo los muebles de su sitio. Pero antes de hacerlo siéntate, coge papel y lápiz y piensa cómo te gustaría mover los muebles en cada estancia, y por supuesto, que una vez que los hayas movido queden aún mejor de cómo los tienes ahora. Si es necesario mide las dimensiones de los muebles y de las estancias para saber que según cómo los coloques quedarán bien. ¡Incluso puedes cambiar muebles de ambiente!

Si no se te ocurre nada, pasa a la acción y empieza a moverlos ahora mismo, verás como poco a poco te irán viniendo las ideas y las diferentes opciones a la cabeza. Lo único malo de esta forma es que te puedes cansar bastante más que si empiezas a mover los muebles ya con una idea en la cabeza.

Renueva tu hogar ¡ahora mismo!

Detalles de otros ambientes

Estoy segura que si te das una vuelta por tu casa podrás cambiar adornos y detalles de unas estancias a otras, ya sean fotografías, alfombras, cuadros, plantas o accesorios. De esta manera y combinando unas cosas con otras podrás renovar cada ambiente. Aunque parezca una tontería si cambias las cosas de sitio, verlas en otro lugar como un accesorio nuevo hará que empieces a disfrutar esos objetos de nuevo. ¡Así de fácil!

También puedes quitar aquella decoración que te daba sensación de sobrecarga y dejar la estancia más arreglada, ordenada y que así se vea mucho mejor, descarta todos los objetos que no usan y que sólo hacen que incordiar.

¿Tienes más ideas?