El retro siempre vuelve en decoración
Siempre me ha parecido curioso como la decoración retro es una de las tendencias decorativas que siempre vuelve a nuestros hogares. Es cierto que la decoración retro no es fácil de definir ya que combina diferentes décadas y estilos, pero por lo general se centro en las décadas entre 1950 y 1970 (aunque hay quienes retroceden hasta la década de los años 30).

Lo importante es tener en cuenta que le retro no es algo sólo sutil, sino que si decides decorar en retro tendrás que tener en cuenta que debe verse bien y además provocar sentimientos de diversión dentro de este estilo tan personal.

Los muebles

Los muebles en la decoración al estilo retro parece algo abstracto pero la realidad es que lo tienes más fácil de lo que piensas. En la decoración retro puedes conseguir muebles fabricados hoy mismo pero que tengan un diseño de hace unas cuantas décadas. Los colores de los muebles deben ser llamativos, grandes y además completarlos con alfombras de estampados geométricos.

Los colores

Para decorar al estilo retro en tu hogar si quieres retroceder en el tiempo, tendrás que tener algunas tonalidades en cuenta como el rojo, el verde o el amarillo mostaza, pero otras tonalidades como el rosa palo o el azul también pueden darle a un dormitorio un toque de la década de los años 50.

Texturas

Las texturas también son importantes para conseguir un auténtico estilo retro, puedes mezclar diferentes texturas como por ejemplo vinilos decorativos, terciopelo, moquetas… todo vale realmente y cuantas más combinaciones, ¡mejor! Pero intenta que combine y no sobrecargar las estancias.

El retro siempre vuelve en decoración

Iluminación

La iluminación es esencial para dar un toque retro a las estancias. Puedes usar pantallas para las lámparas de tu hogar con un toque retro, o también usar lámparas de araña o usar varios colores.

Accesorios

Existe un accesorio que siempre he pensado que es imprescindible para cualquier decoración retro; el tocadiscos. Además también puedes añadir radios antiguas, maletas viejas, cuadros vintage, etc.

Asegúrate que en la decoración añades artículos duraderos, funcionales y que además encajan con tu estilo de vida y tu personalidad. Puedes combinar piezas antiguas con imitaciones. pero te aconsejo que no sobrecargues la estancia de demasiados objetos o quizá te agobies con solo entrar. Debes sentir la decoración como “limpia” y amplia. Además si empiezas a decorar una habitación al estilo retro no tiene por qué estar muy anticuada, si quieres puedes combinarla con algunos elementos modernos. ¡Lo importante es que sea una decoración divertida que te permita disfrutar de ella!