Revestimientos de cerámica para el hogar
Los revestimientos son indispensables en el hogar, ya que le dan un aspecto determinado a las paredes y las protegen también del frío, el calor, el agua, el vapor, la grasa… Una de las mejores opciones es utilizar revestimientos de cerámica, tanto en paredes como en suelos, ya que aportan una resistencia muy elevada y facilitan las labores de limpieza.

Hoy en día puedes encontrar una gran variedad de revestimientos de cerámica, todos ellos con múltiples ventajas y que ofrecen infinitas posibilidades a la hora de decorar las paredes y suelos de cualquier estancia. Se utilizan especialmente en baños y cocinas, pero igualmente se pueden lograr muy buenos resultados en otras zonas de la casa.

A tener en cuenta

Revestimientos de cerámica para el hogar
Cuando vas a elegir un revestimiento de cerámica debes tener en cuenta varios factores, como el espacio en el que lo vas a colocar. No es lo mismo utilizarlo en zonas de mucho tránsito como el pasillo, la entrada, el baño o la cocina, que en otras menos pisadas (en el caso del suelo), como el comedor o el salón. También debes fijarte en que se puedan adaptar fácilmente a esa estancia, tanto a nivel decorativo como de construcción.

Tipos

– Gres de porcelana: está recomendado para los suelos exteriores, los que dan acceso a la vivienda. También para los que estén expuestos al agua y a otros agentes químicos. Se destaca por su resistencia y firmeza, principales motivos por los que es ideal para exteriores, especialmente si llueve.

Revestimientos de cerámica para el hogar
– Gres convencional: se utiliza especialmente en espacios interiores, y sus azulejos triunfan en cocinas y cuartos de baño. En el caso de los azulejos, tienen una cara esmaltada, que es la que se queda a la vista, y son principalmente rectangulares y cuadrados. Los hay en innumerables diseños, tanto lisos como estampados, e incluso hay muchos que permiten que los decores según tus gustos.

Recomendaciones

Analiza bien el espacio que tienes disponible antes de decantarte por un revestimiento, teniendo en cuenta su uso y lo que quieres lograr con él. Muchas veces nos parece genial sobre el papel pero, una vez hecho realidad, no queda como habíamos soñado. En cualquier tienda especializada encontrarás profesionales dispuestos a asesorarte para que elijas el que realmente encaja con tus necesidades.