Salones en blanco y negro
El negro es un color que no solía ser un habitual en la decoración de interiores, algo que en los últimos años ha cambiado por completo gracias a los nuevos conceptos cromáticos que se han ido incorporando. Y en este caso en concreto, viene de la mano de todos aquéllos que apuestan de lleno por estilos modernos, como el minimalista, que siempre seduce por lo sencillo de sus líneas rectas y su ambiente nada cargado.

Por ese motivo, cada vez es más común encontrar estancias que utilizan este tono para conferir un ambiente único y totalmente innovador, y muy acertado dependiendo del uso y medida que se le dé al combinarlo con otras tonalidades. Éste sería el caso de los salones en blanco y negro que veremos hoy, una selección de imágenes que podrán valerte para coger ideas a la hora de renovar este espacio de la casa al que le damos tanto uso.

Muchas posibilidades

Salones en blanco y negro
Decorar un salón en blanco y negro es una opción que te ofrece múltiples posibilidades. Ya no solo gracias a la gran variedad de muebles que puedes encontrar en cualquiera de estos colores o que incluyan ambos a la vez, sino que también puedes crear según qué ambiente en función de otros aspectos, como el color de la pared, que puede ser en otro diferente a ambos.

Un toque de color

Salones en blanco y negro
Del mismo modo, esta combinación cromática también puede verse acompañada con otros elementos que le aporten un toque de color. Generalmente se recurre mucho al rojo, pero tal y como puedes ver en estas imágenes, los marrones y verdes también le sientan fenomenal.

Accesorios plateados

Salones en blanco y negro
Los acabados plateados están de última moda, y un salón en blanco y negro es el sitio perfecto para ubicar cualquiera de ellos. En la fotografía final vemos un par de lamparitas que le dan un toque moderno a la decoración empleada, y que resultan muy adecuadas y elegantes.