Fotos de salones clásicos
En los salones denominados clásicos se pueden encontrar estilos muy diferentes que van desde lo retro hasta el lujo nobiliario. Lo importante es que predomine un estilo intemporal, elegante y confortable. Esto se consigue gracias a los muebles de madera de siempre, los tonos pálidos, las alfombras persas o los sofás tapizados monocolores. ¿Quieres saber un poco más? ¡Sigue leyendo!

El estilo clásico

Una de las características más importantes del estilo clásico es que los muebles son abundantes y transmiten un sentimiento de nobleza por la sobrecarga que proporcionan a la estancia, aunque tampoco tiene que ser siempre así como podrás ver en las fotografías de más abajo, ya que muchas veces son los muebles antiguos y el material con el que están hechos lo que transmiten este estilo clásico sin haber mucha sobrecarga.

Los accesorios de este estilo también son abundantes destacando vajillas, cuadros, cuberterías de plata, candelabros, figuras de porcelana, pequeños muebles, alfombras vistosas y elegantes, lámparas de araña…y todo ello dando un sentimiento de grandeza.

El ambiente

El estilo clásico sobrevivirá siempre porque tiene unas líneas y materiales de gran nobleza y son aptos para incorporar elementos modernos que le harán aún más sofisticado, pero siempre con materiales de buena calidad.

Fotos de salones clásicos
El ambiente resulta siempre acogedor gracias a la decoración clásica. Las cortinas suelen ser pesadas, caídas colgadas de barras y dobles. Entre el mobiliario puedes encontrar butacas, sofás grandes de buen material, sillas clásicas o con toque modernos, mesas grandes de comedor o elegantes mesas centrales, etc.

Además siempre deben conseguir un ambiente amplio y una correcta iluminación para evitar sombras que empobrezcan la estancia y le quiten amplitud y luminosidad.

Te mostramos algunos ejemplos con los que puedas tener ideas para decorar tu salón al más estilo clásico. Seguro que entre todos los ejemplos visuales que te mostramos encontrarás el que se adapte a tu personalidad, porque aunque el estilo clásico parece no apto para bolsillos humildes no es para nada así, sólo hay que encontrar el punto perfecto. ¡Esperamos que te guste!