Sencillos trucos para vestir de verano tu hogar

El mes de junio da la bienvenida a la estación más calurosa del año: a las tardes -¡y noches!- al aire libre y a las mañanas de brisa y sol. Esto, nos induce a maximizar la comodidad de nuestro hogar. Por ello, la casa necesita una pequeña preparación que la hará adaptarse perfectamente a las altas temperaturas. Con estos sencillos y rápidos consejos, estarás vistiendo a tu casa de verano, no sólo en estética, sino en funcionalidad, ganando increíblemente en confort.

Despídete del invierno

Si aún no lo has hecho, es el momento de decir adiós a todos esos tejidos y objetos que nos recuerdan inevitablemente al invierno. Sustituye tus gruesas cortinas por otras finas o vaporosas o por graciosos estores de madera, guarda en el trastero las alfombras y los tapetes o manteles de lana y haz lo propio con la ropa de cama. Si tienes objetos decorativos como velas o lámparas que no vayas a usar en verano, sustitúyelas por elementos más ligeros y frescos, como jarrones con flores, bonitas conchas de playa, piedras de río o composiciones con arena.

Sencillos trucos para vestir de verano tu hogar

Al reemplazar los textiles (cortinas, sábanas, alfombras…) decántate por una paleta de colores más rica y luminosa, porque es el momento de añadir energía a tu decoración.

Prepara las zonas exteriores

Este es un buen momento para que el protagonismo del hogar pase en gran parte a las zonas exteriores. Para ello, lo primero que tenemos que hacer es limpiar bien las ventanas por dentro y por fuera, pues van a tener un protagonismo mayor que en invierno como zona divisora de exteriores e interiores, y además, las vamos a dejar abiertas a menudo para airear nuestra casa y disfrutar de los rayos de sol en el interior el hogar. Con vinagre y agua, secándolas después con papel de periódico, quedarán perfectas. Además, si tu jardín o balcón se ven feos y descuidados, es el momento de ponernos el mono de pintar y restaurarlos con una capa de pintura en un color primaveral, suave, pero vistoso. Lo mismo podemos hacer con aquellos muebles amarillentos o desgastados que hayan sido relegados al olvido durante los meses fríos.

Sencillos trucos para vestir de verano tu hogar

El último paso es hacer que las zonas exteriores se vuelvan cómodas y bonitas, para que tú y los tuyos paséis allí grandes ratos. Limpia y restaura los muebles, coloca muchos asientos, adquiere algún mueble de jardín, bonitos adornos y un florido hule o mantel, para lograr espacio de ensueño que os garantizará un verano de relax y buenos ratos.

Sencillos trucos para vestir de verano tu hogar

Saca la barbacoa

Una de las cosas más placenteras que nos ofrecen las noches cálidas es la posibilidad de poder cenar al aire libre. Una barbacoa es fácil de hacer y suele gustar a todos, así te ahorrarás pasar calor cocinando dentro de casa. Límpiala bien, instálala en tu jardín y prepara con mimo el rincón que será testigo de grandes veladas familiares y con amigos.

Sencillos trucos para vestir de verano tu hogar

Llena la casa de flores y plantas

Con este simple paso, llenarás tu casa de vida y color y conseguirás un aroma mucho más natural. Plantas en los alféizares de las ventanas, pequeños bonsáis, enredaderas o bonitas composiciones de flores en jarrones en todas las estancias de la casa. Si quieres saber cómo hacerlo y cuáles son las mejores flores de verano, no te pierdas nuestro post sobre “Decoración en flores de verano”.

Sencillos trucos para vestir de verano tu hogar

Retapiza tus cojines

Los cojines (y almohadas) son un elemento pequeño, pero de gran peso decorativo en un ambiente. Quitándoles sus fundas actuales y sustituyéndolos por unas más frescas, brillantes y coloridas estamos vistiendo a la casa de verano con muy poco. Apuesta por amarillos, tonos salmón, pasteles, lavanda, blancos y estampados alegres o cenefas de tipo étnico.

Sencillos trucos para vestir de verano tu hogar

Te damos una idea muy veraniega: adquiere fundas finas de cojín en tono blanco o marfil (las más baratas), coge un trapo y tela vieja y varias pinturas para tela de colores bonitos (rojos, violetas y rosas o naranjas). Arruga la tela todo lo que puedas e imprégnala en la funda del cojín, una vez bien escurrida la pintura. Así darás lugar a un estampado precioso de flores de colores, a las que puedes dibujar hojas y tallos con la ayuda de un pincel y pintura verde. ¡El verano es la época perfecta para dejar salir nuestro lado más creativo!

Sencillos trucos para vestir de verano tu hogar

Haz de la ventana un lugar perfecto para sentarse y leer

Si los alféizares de tus ventanas son lo suficientemente anchos, ya has encontrado el sitio de relax perfecto para este verano. Sólo necesitarás (además de una limpieza exhaustiva) colocar dos o tres mullidos cojines para la espalda y podrás pasar las tardes mirando al exterior, con preciosas vistas y aprovechando al máximo el sol si lo que quieres es leer o tomar un refrigerio. Esta opción te sera de gran utilidad si no cuentas con espacios exteriores.

Sencillos trucos para vestir de verano tu hogar

Coloca luces exteriores

Las luces exteriores (te recomendamos las linternas que funcionan con energía solar) dan a tu jardín o balcón un delicioso e íntimo toque que hará de tus veladas momentos mucho más especiales. Luces colgadas en una cuerda y las linternas de papel se convertirán en un lugar encantador del que nunca querrás salir.

Cambia los cuadros

Cambiar las láminas de los cuadros es un gesto muy sencillo que dará mucho aroma estival a la casa. Si no tienes ya cuadros o imágenes que recuerden al verano, encontrarás opciones económicas para tus paredes.

Sencillos trucos para vestir de verano tu hogar

Además de paisajes marinos o veraniegos, las láminas con insectos como mariposas y, sobre todo, con motivos florales, serán perfectas para esta estación.

Cambia el aroma de tu hogar

Además de los colores, textiles y accesorios, el aroma de tu hogar también es importante una casa con ambiente veraniego. Si tu ambientador, incienso o vela aromática en invierno es de canela, quizá ha llegado el momento de sustituirla por olores como brisa oceánica, fresa o limón.

Sencillos trucos para vestir de verano tu hogar

Pon un dosel en tu cama

Puede ser una idea estupenda para este verano. Los doseles que cuelgan desde la parte superior y cubren dos lados de la cama son de tela holgada y suave, lo que lo hace perfecta para el verano.

Estarás así dando un toque muy especial a tu habitación y protegiéndola de los molestos mosquitos. ¡Ten por seguro que a los niños les encantará!

Construye tú mismo/a algún mueble exterior con palets

¿Aún no sabes las amplias posibilidades que los palets nos dan en decoración? En verano, estas posibilidades se duplican, ya que los palets son perfectos para construir muebles de exterior. De forma muy fácil, te harás con una tumbona, una mesa de té con sillas e incluso un lugar para comer. Después sólo tendrás que agregarle un fino colchón de gomaespuma o mullidos cojines para garantizarte una comodidad máxima este verano. Si no tienes zonas exteriores, localiza el rincón de la casa más confortable donde más de el sol y la luz natural, abre la ventana e instala allí tu mueble construido con un palet para disfrutar de tardes de lectura y baños de sol.

Sencillos trucos para vestir de verano tu hogar

Reemplaza algunos muebles

No se trata de hacer una reforma completa, pero dos o tres muebles quizá si se puedan sustituir para asegurarnos toda la comodidad y el toque veraniego en estos (al menos) cuatro meses de calor que se nos avecinan. Por ejemplo, una mesa sólida de madera maciza de centro puede ser sustituida por una redonda ligera de cristal. La butaca tapizada junto al sofá podría ser una deliciosa mecedora (¡un mueble perfecto para el verano!), que te permitirá acunarte y relajarte este verano.

Sencillos trucos para vestir de verano tu hogar

Viste el baño de azul

El azul oceánico (incluso con toques marinos o combinado con blanco) es un color perfecto para la estación de verano, aunque, por supuesto, es sólo una idea que te damos. Los verdes, rosas o lavanda también son una buena opción.

Sencillos trucos para vestir de verano tu hogar

No te decimos que reformes por completo el baño, pero sí te será sencillo integrar una serie de detalles en azul claro u oceánico para que también este espacio esté vestido de verano. Empieza por cambiar las toallas (encontrarás opciones muy bonitas con motivos marinos) por unas más suaves y finas que las de invierno en un color más adecuado. También puedes reemplazar la alfombrilla de la ducha (te recomendamos las opciones en madera) o la cortina (encontrarás en Ikea cortinas de ducha por 2 euros en este color, así daremos un descanso a las anteriores, o aprovecharemos para limpiarlas y eliminar los posibles restos de moho u hongos).

Sencillos trucos para vestir de verano tu hogar

Las jaboneras, vasos para el cepillo de dientes, etcétera, también pueden ser sustituidas de forma fácil por estampados, colores y motivos más veraniegos. Además, puedes integrar sobre las mesas y muebles elementos como conchas o estrellas de mar (¡despliega tu imaginación y da lugar a bonitas composiciones!) o rescatar dos jarrones viejos y pintarlos de azul. Las flores azules (rosas o lavanda) tampoco están de más en los baños, en los que pasaremos más tiempo que en invierno, pues normalmente nos duchamos más a menudo.

Da la bienvenida a las rayas de colores

Las rayas o líneas, por su simpleza y frescura, nos parecen una decoración genial para el verano. Intégralas en los cojines, en los cuadros y, sobre todo, en los manteles para comer y cenar.

Sencillos trucos para vestir de verano tu hogar

Velas colgantes sobre la mesa

Otra idea genial para conseguir noches inolvidables es crear un ambiente de lo más íntimo alrededor de la mesa donde se cena, que, preferiblemente, deberá está situada en el exterior. Sólo tienes que integrar una sombrilla a tu mesa redonda de madera, una lo suficientemente grande para que a ninguno de los comensales les moleste el sol al comer. Con unas cadenas o cuerdas, sitúa velas de diversos colores, aromáticas o repeledoras de insectos para que iluminen y den aroma a nuestras cenas. Una forma de extender al máximo el placer.

Sencillos trucos para vestir de verano tu hogar

Decora con frutas

¿Quién dijo que hay que gastarse muchísimo dinero para conseguir una decoración rica y exquisita? Las propias frutas de verano pueden ser un perfecto elemento decorativo, especialmente en la cocina o sobre la mesa del salón. Crea combinaciones con frutas de color vistoso que añadirán toques de color de verano.

Sencillos trucos para vestir de verano tu hogar

Crea composiciones con papel pinocho

Otro truco, también económico, para dar esa nota e vitalidad y color tan apropiada en verano, es crear bonitas figuras con papel pinocho de colores y ponerlo por toda la casa. Por ejemplo, flores de colores diversos pueden embellecer nuestras esquinas y muebles o tapar elementos de inviernos como radiadores o chimeneas y también nos ayudarán a que nuestros centros de mesa sean de lo más especial.