Separar ambientes con colores
Afortunadamente, existen diferentes soluciones para separar ambientes en una misma estancia, sino no sé qué haríamos todas las personas que tenemos que conformarnos con vivir en viviendas de tamaño reducido, que cada vez somos más. Una de estas alternativas es utilizar los colores.

El color en las paredes ayuda acentuar la división entre dos ambientes como, por ejemplo, el salón y el comedor o la cocina y el comedor. Además, dividir ambientes con pintura es muy sencillo y práctico. ¿Te animas a utilizar esta solución para separar ambientes en tu pequeña vivienda? ¡Pues no te pierdas los consejos que te ofrecemos a continuación!

Dimensiones

Para separar dos ambientes en una misma estancia puedes pintar cada zona de un color diferente. Eso sí, a la hora de dividir ambientes con colores debes tener muy en cuenta las dimensiones del espacio. Así, si se trata de una estancia reducida, lo mejor es optar por colores claros, mientras que si dispones de mucho espacio puedes utilizar colores fuertes y lograr diferentes contrastes entre una zona y otra.

Separar ambientes con colores

Elementos arquitectónicos

Para separar ambientes con colores también puedes aprovechar los elementos arquitectónicos que posiblemente haya en tu casa, como un pilar, una columna o un saliente. Si te decantas por esta opción, deberás utilizar colores que contrasten para obtener un corte más marcado, ya que si utilizas colores de una tonalidad y gama cromáticas similares, perderás el efecto que quieres crear.

Nexos de unión

Aunque hayas diferenciado los ambientes con pintura, podrás crear un nexo entre ellos, a través de la pintura del techo y los zócalos aplicando el mismo color en estos elementos. Así, puedes pintar todo el techo de color blanco sin hacer ningún corte con otro color y darle al zócalo el mismo tratamiento, preferentemente utilizando el mismo color que en el techo.