Separar ambientes con paneles Shoji
La separación y estructuración de los espacios es una de las tareas más importantes del interiorismo. Una vivienda mal distribuida no puede resultar acogedora aunque nos esforcemos en amueblarla y decorarla perfectamente. Una buena división en las diferentes estancias, será la base sobre la que crear ambientes agradables en el hogar. Las reducidas dimensiones de muchas de las viviendas que se construyen actualmente obligan a hacer mayores esfuerzos a la hora de separar habitaciones, aprovechando el espacio disponible al máximo, intentando lograr la sensación de confort y bienestar de las viviendas de mayor tamaño.

Las puertas batientes o correderas se vienen utilizando desde hace años, pero el mercado actual dispone de soluciones alternativas para separar ambientes. Arquitectos y diseñadores de interiores desarrollan estrategias que permitan hacer las divisiones de una forma más ligera, manteniendo a la vez iluminación y continuidad visual. Los tabiques bajos son una opción para separar dos ambientes dentro de una misma estancia, como pueden ser el salón y el comedor; decorados con plantas o figuras mantienes la sensación de amplitud y permites el paso de la luz.

Otra opción, que está muy de moda últimamente, por lo actual de las tendencias orientales, son los paneles shoji, como el que aparece en la imagen. Estos paneles te permiten separar total o parcialmente dos estancias, en función de tus necesidades; dejan pasar la luz, por estar hechos de papel; y son más íntimos que las correderas de cristal, gracias a su opacidad. Separar ambientes sin hacer obra, también es posible gracias a mamparas y biombos, claro que ya hablamos de crear un rincón destinado a un servicio concreto (como una mesa de estudio), y no de crear una estancia nueva. Este efecto sí que puedes lograrlo si sitúas en el medio de la estancia el tresillo hacia la zona de estar, y a su espalda, un aparador dirigido hacia el comedor.