Separar ambientes con una isleta de cocina
Uno de los mayores problemas que nos podemos encontrar a la hora de decorar nuestro hogar es el espacio, mucho más si hablamos de pisos de nueva construcción donde todo aparece de un modo muy reducido que nada tienen que ver con las casas en las que vivimos hace años y que eran una verdadera gozada gracias a la cantidad de metros cuadrados útiles de los que disponían.

La actitud ante esta nueva situación ha de ser siempre positiva y sólo así encontraremos ideas que nos vayan aportando soluciones para engañar a la vista y a nuestro ánimo, haciéndoles sentir que estamos en un espacio más amplio de lo que es en realidad. Un modelo que podemos seguir es la decoración que presentan las casas prefabricadas, cada vez más utilizadas y por lo tanto, mejor aprovechadas.

En el caso particular del que hablaremos hoy, he tomado como muestra esta fotografía donde puedes ver como una isleta de cocina se ha utilizado como barrera divisoria entre este espacio y el salón, haciendo totalmente innecesario el tabique que habría donde hoy lucen al aire las vigas verticales y una horizontal. El efecto óptico es muy estético y te quita de un plumazo la sensación de ahogo que tendrías en ese espacio cerrado.

Podemos apreciar cómo la espalda del sofá se muestra paralela a la isleta, enmarcada completamente en su centro y haciendo que las líneas sigan una simetría muy necesaria en estos casos. Además, esta posición nos indica que el televisor está colgado enfrente a ambos, por lo que podrás visualizarlo desde la cocina y desde el salón, así como también podrás atender a familiares y visitas mientras les preparas un aperitivo. La cuestión es buscar siempre ideas que nos permitan dividir ambientes para poder disfrutar de más metros.