Sillas para cada estilo decorativo
Aunque lo cierto es que son una de las piezas más funcionales del mobiliario del hogar, las sillas se están convirtiendo cada vez más en uno de los elementos más decorativos para las estancias.

De hecho, la forma y el diseño de tus sillas puede dar personalidad a las estancias y reforzar en gran manera su estilo decorativo, por lo que hoy en día es importantísimo tener en cuenta tanto comodidad como diseño.

Para escogerlas debes tener en cuenta varias cosas como por ejemplo el tamaño del espacio donde las colocarás y su función, pues no necesitas las mismas características en una silla para el salón que en una para el escritorio o la cocina.

Sillas para cada estilo decorativo
En este caso, no obstante, nos centraremos más en la relación entre los estilos decorativos y los modelos de sillas.

Así, las decoraciones vintage o estilo Shabby Chic requieren sillas de corte clásico de formas moldeadas y colores claros (con o sin decapados), por ejemplo, mientras que los estilos folk o country precisarán modelos más rústicos en madera robusta de gran calidad, aquellas que acostumbramos a ver en las casas de montaña que a menudo incluso tienen asientos de mimbre o paja. Los cojines o forros de estampados florales para cualquiera de los dos estilos dará un toque de color a las estancias convirtiendo a las sillas en un elemento más de la decoración.

Sillas para cada estilo decorativo
Las sillas de líneas más suaves, sencillas y rectas quedan reservadas para los estilos más modernos y vanguardistas como el estilo nórdico, el vanguardista o el minimalista, por ejemplo.

Sin embargo, una de las últimas tendencias es la de mezclar o integrar sillas de unos estilos en estancias completamente diferentes, como es el caso de las rústicas más sencillas o de las de estilo oriental o étnico en ambientes más bien minimalistas, por ejemplo.