Sofás modulares para el salón
Cuando pensamos en decorar el salón, la elección del sofá debe ser una de las más meditadas, ya que, además de gozar de una larga vida, será uno de esos muebles de dicha estancia donde mayor tiempo pasaremos para intentar relajarnos y descansar. Factores a tener en cuenta son los materiales, tanto de la estructura interna como externa; solidez; comodidad; a los que ahora también puedes añadirle funcionalidad.

El nacimiento de darle más de un uso al sofá viene ya desde la época del sofá-cama, que luego fue dando paso al sofá-nido, ambos utilizados en muchísimas viviendas con el fin de disponer de una cama a mayores para invitados, o por necesidad diaria.

Sin embargo, en la actualidad, los nuevos sofás modulares están diseñados y pensados para otro fin, al que también se le añade el de dormir, pero se ocupan mucho más del descanso diurno, ofreciéndote una amplia gama de variantes según el modelo que decidas elegir. Su mercado se amplía día a día, y cada vez son más las marcas que te ofrecen modelos de sofás convertibles, evolutivos y multifunción, capaces de aunar en una sola pieza el máximo de utilidades posibles. El modelo de la fotografía que ilustra este post lo he elegido porque lo tiene una amiga mía y es una gozada.

Como puedes observar, tanto la parte alta como la baja tienen 3 posturas diferentes entre las que podrás elegir y combinar entre ellas, por lo que tendrás desde el clásico sillón hasta el alargado diván, y cualquiera de ellas es comodísima, ya que el material con el que ha sido tapizado impide que te escurras una vez que te has acomodado. Este material, dicho sea de paso, es antimanchas y puedes limpiarlo fácilmente con un paño. Si extraes los 3 módulos del todo, conseguirás una cómoda cama, y el trayecto no rayará el suelo, ya que sus raíles facilitan la extracción. Es una maravilla.