Sofás multifunción
El sofá es uno de esos elementos del mobiliario indispensables en el hogar, ya sea ocupando el lugar central para el relax en el salón o como añadido en alguna otra de nuestras estancias.

Sin embargo, poco provecho podemos sacar a este mueble más allá de utilizarlo como lugar para el descanso… ¿te parece una pérdida de espacio? Atiende, porque te mostramos algunas alternativas muy prácticas que te harán cambiar de idea.

Se trata de sofás multifunción capaces de cumplir con algún otro objetivo además del que supone su razón de ser (el descanso). Estos son algunos de ellos:

– Sofá cama: es la opción más habitual para los que queremos que nuestro sofá sea multifunción, y es que no sabemos cuándo puede resultarnos útil una segunda cama para ofrecer a nuestros familiares o invitados.

Sofás multifunción
– Con cajones: son discretos, muy prácticos y fácilmente accesibles. La base del sofá contará con cajones extraíbles que permitirán almacenar cualquier elemento de la forma más fácil y sin ocupar más espacio de la cuenta.

Sofás multifunción
– Con módulos de almacenamiento: el espacio entre la base horizontal sobre la que nos apoyamos y el fondo de la estructura se convierte en un perfecto lugar de almacenamiento que además pasará completamente desapercibido. Mantas, revistas, ropa de otra temporada, cacharros varios… ¡tú eliges!

– Con mesa: increíble pero cierto. Tantas son las opciones e ideas para aprovechar el espacio que algunos sofás incluso permiten bajar uno de los respaldos para convertir su parte trasera en una pequeña mesa que permitirá que podamos renunciar a la tradicional mesita de centro; eso sí, ¡el peligro de mancharlo será constante!

Es muy probable que el precio de los sofás incremente en cualquiera de los anteriores casos, pero si la falta de espacio es un problema para ti pocos recursos mejores se nos ocurren… ¿cuál de ellos es el más práctico? Dejamos la decisión en tus manos.