Soluciones a problemas comunes del hogar
Una puerta que hace ruido, una ventana por la que se escapa el aire, un parquet envejecido por el paso del tiempo… como ocurre con la propia belleza física, en el hogar son muchas las cosas que empeoran su aspecto o su funcionalidad con el paso de los años si no le proporcionamos soluciones a tiempo.

Probablemente tú seas uno más de los que tiene que mejorar alguno de esos desperfectos comunes que parecen surgir en todos los hogares en alguna ocasión. A continuación te dejamos algunos de los más habituales y esas posibles soluciones que pueden sacarte del apuro.

– Parquet rayado: es algo muy común en este tipo de suelos de madera, y es que el roce, los golpes y los arañazos pasan factura. Eliminarlos es casi imposible, pero sí que puedes intentar ocultarlos mejorando su aspecto gracias a una cera en barra que podrás escoger en función del color del suelo (incluso puedes mezclarlas). Comprueba el color en una zona poco vistosa y luego aplícalo al resto.

Soluciones a problemas comunes del hogar
– Parquet ruidoso: al contraerse las tablas de madera demasiado secas por el tiempo podemos escuchar incómodos crujidos que acaban por incomodarnos. La solución puede ser fregar el suelo para que el parquet recobre la humedad; si no mejora de este modo, puede que tengas que analizar las hendiduras y repararlas.

Rendijas en puertas y ventanas: cuando la madera envejece y se deteriora se crean rendijas por las que se cuela el aire del exterior y se escapa el del hogar. Para solucionarlo debes cubrir estos huecos con burletes autoadhesivos o espumas de poliuretano.

– Juntas sucias: a pesar de que el suelo puede fregarse con facilidad, limpiar las baldosas es una cuestión que necesita más atención. Retira la suciedad y el material de las juntas con un cepillo, haz una pasta con cemento blanco y agua y aplícala en el espacio.

– Puertas que rozan: el problema está probablemente en las bisagras, por lo que la solución será cambiarlas o apretarlas. Si se ha hinchado por la humedad o si sencillamente está sucio deberás pasar un papel de lija por la parte inferior y problema resuelto.

¿Has tomado nota de lo anterior? Entonces no esperes más… ¡manos a la obra!