Suelos de corcho, la mejor opción para aislar el ruido y ahorrar energía
Si estás pensando en cambiar el pavimento de tu hogar estate muy atento a lo que vamos a contarte a continuación, porque vamos a hablarte de una opción perfecta. Se trata de los suelos de corcho, que permiten un perfecto aislamiento de los ruidos, ahorran energía gracias a sus propiedades térmicas y son los aliados perfectos para cuidar la espalda. No se puede pedir nada más a un pavimento, ¿no crees?

Además de tener en cuenta su diseño, es importante fijarse en otros aspectos a la hora de escoger un suelo, como el confort, la durabilidad o la sostenibilidad. Los suelos de corcho, por su parte, permiten reducir la transmisión de ruido entre las habitaciones, creando un ambiente de lo más acogedor.

Suelos de corcho, la mejor opción para aislar el ruido y ahorrar energía
A parte del aislamiento de los ruidos, el suelo de corcho tiene otras ventajas: es súper cómodo debido a su flexibilidad natural; es súper atractivo al tacto; y alivia la tensión de los pies, articulaciones, piernas y espalda, evitando lesiones al caer, gracias a su poder de absorción. Por si fuera poco, debido a su naturaleza de aislante térmico, este material permite una excelente temperatura del suelo durante todo el día, lo que a la larga supondrá un notable ahorro de energía. También tenemos que decir que este tipo de pavimento es de lo más económico y de muy fácil mantenimiento.

Suelos de corcho, la mejor opción para aislar el ruido y ahorrar energía
En cuanto a su instalación, puede hacerse en losetas de diferentes tamaños, colores y texturas, las cuales no se deformarán con facilidad, ni siquiera con el peso de los muebles o los golpes. Eso sí, es indispensable que el suelo donde se coloque el corcho esté limpio de polvo y suciedad para así lograr una buena adherencia. También debe estar nivelado para que se adapte al relieve del suelo.