Suelos vinílicos para el hogar
La elección del suelo es una de las más importantes a la hora de llevar a cabo la decoración de nuestro hogar, y es que debemos tener en cuenta muchísimas cosas para acertar como que cree un espacio armónico, que dé personalidad a las estancias, que sea resistente y de calidad.

Hoy quiero proponerte una de las últimas innovaciones en lo que al pavimento del hogar se refiere: El suelo vinílico, un nuevo sistema en el que prácticamente todo parecen ventajas.

Una de las mayores ventajas de esta clase de suelos es que supone un perfecto recurso decorativo, y es que ofrece una amplísima variedad de diseños como la imitación de madera (parquet) para los espacios más acogedores, metálicos para las estancias modernas, imitación de baldosas para los baños, piedra para los espacios rústicos o los más coloridos y estampados para los ambientes alegres y juveniles, por ejemplo.

Suelos vinílicos para el hogar
Otra idea interesante es combinar diferentes suelos vinílicos para mezclar diseños y crear así un ambiente original con mucha personalidad.

No obstante, más allá de sus grandes posibilidades decorativas estos suelos son increíblemente fáciles de colocar así como también de mantener diariamente.

De hecho, no necesitarás hacer obras en el hogar para cambiar rápidamente el aspecto de tu suelo, pues las tiras de este material se pueden pegar directamente sobre el pavimento con cola o directamente con la cómoda fórmula autoadhesiva que ofrecen algunos.

En cuanto a la limpieza bastará sencillamente con fregarlo con una bayeta húmeda o una fregona con agua jabonosa templada (nunca con disolventes) y dejarlo secar al aire.

Eso sí, asegúrate de escoger el suelo más adecuado a cada estancia (no solamente a nivel decorativo sino también en el sentido más práctico) y recuerda también que no puedes dejar objetos muy calientes sobre estos pavimentos puesto que degradarían irreparablemente el material.

Puedes estar segura de que no te arrepentirás de ponerlo, ¡y el efecto es sorprendentemente real!