El azul eléctrico en la decoración

El color azul es un color de la paleta de los fríos muy favorecedor en la decoración de interiores. Sus variaciones y sus muy diferentes gamas hacen que las combinaciones de tonos azules -y con otros colores- resulten casi infinitas.

El azul eléctrico en la decoración

Dentro de los azules más oscuros, queremos presentarte la decoración de espacios interiores en azul eléctrico, sin duda uno de los más atractivos de la paleta. Es un color que tiene un gran poder para llenar las estancias de vitalidad, aunque conviene saber cómo usarlo y con qué colores conseguiremos las más interesantes y estéticas combinaciones. Es un tono perfecto, además, para contrastar con tintes más neutros, como los blancos o los tonos tierra. Igualmente, este tono es frecuentemente asociado con el glamour y la elegancia, lo que resulta perfecto para salones y espacios donde nos vayamos a reunir en sociedad, aunque también para dormitorios y otros rincones del hogar, por la versatilidad que ofrece.

El azul eléctrico en la decoración

Integrando en azul eléctrico en tu hogar, conseguirás cargar de energía las estancias y dar una apariencia mucho más viva y atractiva.

Combinando el azul eléctrico

Hay una gran variedad de tonos para combinar con este color tan elegante. Dependiendo del efecto que quieras conseguir lo mezclaremos con dos tipos de colores:

– Colores claros, blancos y beige.

Estos colores, los blancos, crema y tonos nude son perfectos para combinar con el azul eléctrico y darle un aspecto de elegancia y luminosidad. Estaremos potenciando la luz y la iluminación de los colores claros y usaremos el azul como poderoso contraste. Igualmente, el color gris o coral van a darnos un resultado parecido, de lo más glamouroso.

El azul eléctrico en la decoración

– Colores oscuros, negro y gris plata.

La combinación del azul eléctrico, ya de por sí un color fuerte, con negro va a dar como resultado una mayor elegancia en los ambientes, aunque éstos resultarán mucho más apagados, por lo que conviene elegir para esta mezcla grandes y amplios espacios. Lo mismo ocurre con el gris muy oscuro. Para lograr el equilibrio, puedes introducir grises claros y brillantes, incluso blancos, que ayuden a calibrar el contraste, así como accesorios brillantes o plateados.

El azul eléctrico en la decoración

Otra alternativa de combinación de colores la encontrarás con colores vivos como el rosa fucsia, el verde manzana o colores como el amarillo mostaza. Esta mezcla es muy recomendable si lo que buscas es dar una apariencia atrevida a los interiores, pero hay que llevarla a cabo con mucho cuidado por la gran carga cromática que todos estos tonos aportan.

El azul eléctrico en la decoración

Seguir leyendo