Decoración de salones en gamas de azul

Uno de los colores que mejores resultados nos proporciona en la decoración de salones y comedores es el azul. Se trata de un color vivo, cuyas diferentes tonalidades nos ofrecen múltiples posibilidades y resulta una opción muy acertada de cara al buen tiempo, aunque tampoco desentonará cuando llegue el verano. Sus cualidades son numerosas: los tonos claros dan amplitud y pureza a los espacios, los más oscuros se ocupan de traer calma y elegancia a los interiores, mientras que todos ellos consiguen un efecto de frescor y dinamismo a los interiores. Es un color que, sin recargar, es capaz de dar mucha vida.

Lo que te proponemos hoy es elegir, al menos, dos tonos de azul (normalmente, uno más oscuro que el otro) y combinarlos para hacer de nuestro salón un espacio de ensueño. Las gamas de azul también pueden incluir tres, cuatro o hasta cinco colores, siempre y cuando la combinación esté justificada estéticamente. Este color es perfecto en dormitorios y en baños, por el efecto que produce, también para áreas exteriores y últimamente está pisando fuerte la tendencia de decorar la cocina en azul. Asimismo, en salones logra grandes resultados, como vamos a comprobar a continuación.

Hay muchísimos tipos de azul (algunos de ellos, francamente preciosos). Entre los oscuros, que vamos a usar para la propuesta decorativa de salones, están el añil, el azul marino, el eléctrico, el cobalto o el favorecedor azul de Prusia. La función de los azules oscuros camina hacia la elegancia. Si pensamos en los claros, los vienen a la cabeza el turquesa, el azul cielo, el cían o aqua, el celeste el azul ultramar, el lavanda o el azul acero (claro). Son ellos los que dotan a los interiores de un halo de fantasía, de limpieza y pureza, logrando un efecto similar al conseguido por los blancos, pero con mucho más color. Sin embargo, hay muchísimos más tonos con los que podemos jugar hasta conseguir que nuestros interiores tengan la más favorecedora estética.

Combinar dos (o más) tonos de azul nos garantiza un espacio en el que rebosa vida, color, alegría. Es precisamente esas sensaciones las que buscamos transmitir con este delicioso contraste de tonos sin salir del azul, aunque esto no está reñido con que podamos contrarrestar dicho efecto con colores neutros, como el negro, o incluso muchísimo mejor, el blanco, sin olvidar las posibilidades de los tonos crema (ahora veremos lo bien que queda la o beige.

Dos tonos de azul en las paredes

Seguir leyendo

El azul eléctrico en la decoración

El color azul es un color de la paleta de los fríos muy favorecedor en la decoración de interiores. Sus variaciones y sus muy diferentes gamas hacen que las combinaciones de tonos azules -y con otros colores- resulten casi infinitas.

El azul eléctrico en la decoración

Dentro de los azules más oscuros, queremos presentarte la decoración de espacios interiores en azul eléctrico, sin duda uno de los más atractivos de la paleta. Es un color que tiene un gran poder para llenar las estancias de vitalidad, aunque conviene saber cómo usarlo y con qué colores conseguiremos las más interesantes y estéticas combinaciones. Es un tono perfecto, además, para contrastar con tintes más neutros, como los blancos o los tonos tierra. Igualmente, este tono es frecuentemente asociado con el glamour y la elegancia, lo que resulta perfecto para salones y espacios donde nos vayamos a reunir en sociedad, aunque también para dormitorios y otros rincones del hogar, por la versatilidad que ofrece.

El azul eléctrico en la decoración

Integrando en azul eléctrico en tu hogar, conseguirás cargar de energía las estancias y dar una apariencia mucho más viva y atractiva.

Combinando el azul eléctrico

Hay una gran variedad de tonos para combinar con este color tan elegante. Dependiendo del efecto que quieras conseguir lo mezclaremos con dos tipos de colores:

– Colores claros, blancos y beige.

Estos colores, los blancos, crema y tonos nude son perfectos para combinar con el azul eléctrico y darle un aspecto de elegancia y luminosidad. Estaremos potenciando la luz y la iluminación de los colores claros y usaremos el azul como poderoso contraste. Igualmente, el color gris o coral van a darnos un resultado parecido, de lo más glamouroso.

El azul eléctrico en la decoración

– Colores oscuros, negro y gris plata.

La combinación del azul eléctrico, ya de por sí un color fuerte, con negro va a dar como resultado una mayor elegancia en los ambientes, aunque éstos resultarán mucho más apagados, por lo que conviene elegir para esta mezcla grandes y amplios espacios. Lo mismo ocurre con el gris muy oscuro. Para lograr el equilibrio, puedes introducir grises claros y brillantes, incluso blancos, que ayuden a calibrar el contraste, así como accesorios brillantes o plateados.

El azul eléctrico en la decoración

Otra alternativa de combinación de colores la encontrarás con colores vivos como el rosa fucsia, el verde manzana o colores como el amarillo mostaza. Esta mezcla es muy recomendable si lo que buscas es dar una apariencia atrevida a los interiores, pero hay que llevarla a cabo con mucho cuidado por la gran carga cromática que todos estos tonos aportan.

El azul eléctrico en la decoración

Seguir leyendo

Decorar el baño en color azul
¿Estás pensando en reformar tu baño y no sabes qué color escoger? ¿Qué te parece si te decantas por el azul? Es uno de los colores más utilizados y no es de extrañar, ya que aporta relajación y recuerda al mar y al agua. Además, es un color que transmite limpieza, dando unos resultados decorativos realmente satisfactorios.

A la hora de decorar un baño en color azul tienes numerosas posibilidades además de apostar por azulejos de pared y suelos: muebles azules, jugar con los diferentes complementos del baño en tonos azules, textiles azulados… En realidad, todo depende del tamaño y de la luz que tenga la estancia.
Seguir leyendo

Decoración del hogar en azul
En la decoración del hogar el colorido juega un papel importantísimo, puesto que de él dependerán muchos aspectos en el ambiente que hayamos creado. Siempre se tiene por costumbre seguir unas pautas que nos puedan permitir dar mayor sensación de amplitud y luminosidad en cada una de las estancias, pero no por ello han de ser de obligado cumplimiento. Aunque por lo general los tonos claros son los más empleados, hay quien se decanta por seguir una línea más personal.

En el caso de hoy hablaremos del color azul en la decoración del hogar. Este color en sus gamas más claras siempre ha sido uno de los protagonistas en la habitación del bebé, constituyendo incluso un gran clásico en sus tonos pastel. Menos habitual es encontrarlo en el dormitorio principal, pero no por ello ha de ser un color prohibido. Incluso, como puedes ver en la fotografía que te muestro, también se pueden combinar diferentes tonos y así conceder un juego de claros y oscuros.
Seguir leyendo