Llegó el momento: ropa de cama de verano

Ya es un hecho: el verano está a punto de llegar de nuevo. Seguro que te has dado cuenta de que el edredón de invierno nos empieza a estorbar, impidiéndonos dormir fresquitos y cómodamente. Es el momento de dar un cambio a nuestra cama y sustituir los edredones gruesos por colchas de verano y ropa de cama para el calor.

¿Colcha de verano o edredón?

Dependiendo de lo caliente que sea tu casa y de en qué ciudad vivas, recomendamos las colchas de verano: telas ligeras y suaves (¡no elijas una áspera!) que recubrirán las sábanas, vistiendo, además, nuestra cama. Recomendamos que sean finas, pero no demasiada, pues así nos servirán también para los meses de primavera y para el comienzo del otoño. Si hace demasiado calor, siempre las podremos retirar, cubriéndonos solo con las sábanas.

Llegó el momento: ropa de cama de verano

Si, aunque sea verano, no hace tanto calor o aun así prefieres un edredón, también hay varias alternativas pensadas por y para el verano. Una de ellas sería el nórdico ligero antiácaros. Resultan muy aptos para los meses estivales. Es preferible que sea antiácaros para resultar en una mejor protección y limpieza. Antes de elegirlo, escoge un tacto suave, que permita que circule el aire, sea hipoalergénico (protege de las alergias en los meses más propensos a ellas) y cien por cien algodón. Los puedes encontrar rellenos de fibra o de plumas.

Seguir leyendo