Cómo usar la pintura para actualizar estancias
No es algo nuevo si te digo que los colores en las paredes de las estancias pueden hacer mucho sobre tu estado de ánimo y sobre lo que percibes de la habitación nada más entrar, es el poder de los colores. Los colores pueden hacer que nuestras emociones afloren o se apaguen y deberás escoger la pintura adecuada dependiendo de lo que quieras conseguir en una habitación en concreto.

Si quieres renovar o actualizar una de tus estancias, parece que hacerlo con pintura puede resultar más económico y fácil que cambiar todos los muebles o los textiles de la habitación (además que si son elementos que están en buen estado no tendría mucho sentido cambiarlos por otros). La pintura puede hacer que una estancia neutra pase a ser vibrante, que una cocina blanca pase a una cocina alegre, que un cuarto de baño aburrido pueda ser todo un spa… ¿quieres saber más?
Seguir leyendo

Ideas creativas de color para cocinas
Si estás pensando en la renovación de la cocina es posible que estés pensando en las formas típicas de pintura y en las opciones de diseño más clásicas: madera, armarios blancos, granito o cuarzo para las encimeras y acabos en acero inoxidable. Esto es lo más habitual, pero cuando empiezas a explorar más opciones y pensar más allá de lo que todo el mundo hace, entonces podrás encontrar cocinas más coloridas, creativas y con un diseño que realmente encantan.

No importa si tu estilo es minimalista, zen o rústico elegante, las ideas creativas de color para tu cocina, tus muebles, tu encimera… pueden variar desde grises a negro o a un rojo brillante. Puedes escoger los colores que mejor te hagan sentir y que sobre todo, le aporte vida y vitalidad a cada uno de los rincones de tu cocina.
Seguir leyendo

Decoración en color violeta: tonos lilas o morados

Decorar en color violeta (y sus variantes más oscuras y más claras) continúa siendo tendencia, y no es para menos. Es uno de los colores más sencillos de combinar y puede vestir casi cada estancia de la casa, desde baños, a salones, y resulta especialmente adecuado en dormitorios. La decoración en este color puede darse en paredes, textiles, detalles o muebles, con impresionantes resultados.

Decoración en color violeta: tonos lilas o morados

Con qué colores combinarlo y sus efectos

En primer lugar, podemos crear una mezcla monocromática: es decir, alternar tonos más claros y oscuros, como el lila, el malva, el berenjena, el morado oscuro casi añil.. como resultado, obtendremos una estancia agradable a la vista y elegante. Pero, además, otros colores quedarán muy bien con el violeta dependiendo el efecto que estemos buscando, sin descartar los claros, como el blanco.

Decoración en color violeta: tonos lilas o morados

Con negro: la elegancia por excelencia

El negro y el morado (violeta oscuro) juntos en decoración dan como resultado un espacio serio, pero sin duda muy elegante. Esta mezcla de colores con poca luz no es muy recomendable para estancias demasiado pequeñas y tampoco para lugares en los que se busque evocar la alegría. Es una apuesta más clásica, cuya sobriedad se puede romper integrando detalles en colores claros, como por ejemplo, muebles o textiles blancos, que le aportará a la estancia una luminosidad extra y cierto dinamismo.

Decoración en color violeta: tonos lilas o morados

Seguir leyendo

Colores de temporada para conseguir un hogar muy cálido
Tener ideas para pintar el hogar puede ser algo complicado, después de todo hay muchas opiniones de expertos que te dicen qué es mejor elegir y qué colores son mejor evitar. Escoger el color más adecuado para cada una de tus estancias sin duda puede ser algo abrumador, ¡parece imposible encontrar el color perfecto! Pero no debes preocuparte porque si lo que quieres conseguir es que tu hogar se sienta más cálido, has llegado al artículo adecuado.

Hoy quiero hablarte sobre algunos tonos populares y colores de temporada para que puedas considerar nuevos matices en tu hogar. Si piensas que no eres capaz de conseguir escoger el color acertado, utiliza este artículo como una pequeña guía de ideas y así podrás conseguir que tus estancias además de ser cálidas, también serán modernas y sofisticadas.
Seguir leyendo

Guía para combinar colores en la decoración

Saber cómo combinar los colores en el interior de una vivienda es una de las claves más importantes para que el resultado final esté impregnado de estilo y buen gusto. Si te estás planteando decorar alguna habitación de tu casa, o tu vivienda al completo, y no sabes muy bien cómo elegir los colores en paredes, muebles, textiles y complementos, con esta guía sabrás cómo hacerlo.

A la hora de escoge el color o conjunto de colores perfecto para nuestra vivienda tendremos que tener en cuenta una serie de variables de gran importancia:

Luminosidad

La luz que entra en esta pieza o habitación en particular. Si es muy luminosa, podemos introducir colores más oscuros, mientras si no lo es, nos decantaremos por tonos claros para sumarle amplitud y luminosidad.

Guía para combinar colores en la decoración

Tamaño de la pieza

Sigue el principio anterior; si es muy pequeña, mejor colores cercanos al blanco, o tonos pasteles.

Guía para combinar colores en la decoración

Psicología del color

Los colores afectan en nuestro estado de ánimo. Por eso, en espacios destinados al descanso, como clínicas y hospitales, los espacios suelen ser blancos, o estar pintados en colores fríos, como el verde y el azul, que nos proporcionan tranquilidad. A grandes rasgos, esto es lo que nos sugieren los colores más básicos:

– Azul: Calma, frescura. Ideal para dormitorios. Combinado con blanco, ayudarás a quitarle frialdad.

Guía para combinar colores en la decoración

– Negro: Elegancia, conviene no abusar de él porque hace las estancias parecer más pequeñas, pero quedará muy bien en salones o cuartos de estudio. Si no te gusta para paredes, puede ser una buena opción en muebles, textiles o detalles.

– Amarillo: Sugiere alegría, riqueza, felicidad. Para salones o dormitorios infantiles, al igual que el naranja. Crea un ambiente íntimo y acogedor.

– Blanco: Pureza, inocencia. Es también recomendado para dormitorios. Es el color más sencillo de combinar.

Guía para combinar colores en la decoración

– Rojo: Energía, pasión. Para cuartos de baño o habitaciones muy amplias no destinadas al descanso, sino al entretenimiento, como los salones. El rojo estimula los sentidos.

– Morado: Prestigio, calma, por eso se usa a menudo para decorar negocios. Queda también muy bien en dormitorios, pero es preferible elegir tonos más claros, como malva, lavanda y lila.

Guía para combinar colores en la decoración

– Verde. Es un color muy importante en la psicología del color. También da calma como el azul, pero además proporciona equilibrio y favorece la concentración, por lo que en habitaciones donde se estudie o trabaje será muy buena opción.

Guía para combinar colores en la decoración

Preferencias personales

Junto a todo lo anterior, hay que tener en cuenta las combinaciones en la paleta de colores y nuestro gusto personal.

Una vez que tengamos claro qué colores nos gustan y de cuáles tenemos que prescindir por las características de nuestra pieza, podemos hacer decenas de combinaciones que sacarán el mayor partido a la habitación y nos harán sentir mejor en ella.

Guía para combinar colores en la decoración

La correcta elección

Una habitación no tiene que ser solo de un tono o color, sino que podemos buscar una armonía con los muebles, textiles, e incluso complementos que la pueblen. Puedes elegir un tono base, que dominará la estancia, presente, por ejemplo, en el color de las paredes o en la mayoría de los muebles. Este color base debemos elegirlo muy bien para que no dé a la habitación un efecto no deseado. Con el segundo color, daremos pinceladas de detalle e, incluso, bien combinado, podremos escoger un tercer color para complementar la estancia. Combinar colores tiene sus reglas. Te recomendamos mirar una paleta de colores para que localices los colores primarios (rojo, amarillo y azul) y los secundarios (naranja, verde y violeta). Por supuesto, estos colores vienen en decenas de tonos. Si te interesa experimentar con el color y quieres acertar en la decoración, te recomendamos adquirir un círculo cromático y reflexionar bien sobre el color que prefieres.

Guía para combinar colores en la decoración

La combinación monocromática

La combinación más sencilla, con muy buenos resultados, es la combinación monocromática. Esto es, escoger un solo color y acompañarlo del mismo color con más o menos cantidad de blanco (Es decir, más o menos oscuro). Por ejemplo, el mismo verde, rosas, marrones… Todo con tonalidades e intensidades diferente. También puede hacerse con un mismo color en sus diferentes formas, como puede ser una combinación del azul cielo con el azul marino.

Guía para combinar colores en la decoración

Combinación análoga

No se escogen en este caso los mismos colores, pero sí colores cercanos en la paleta, que no contrasten demasiado. Como puede ser un amarillo, amarillo lima limón y amarillo anaranjado.

Guía para combinar colores en la decoración

Combinación de complementarios

Echa un vistazo a la foto de la paleta de colores que hemos insertado en líneas anteriores y localiza los complementarios de cada color. Esto es, los que están justo al lado opuesto del círculo. Estas combinaciones juegan con los contrastes y se usan en salas donde se busque despertar el interés y darle vida a la pieza. Es contraste puro, pero guarda, a su vez, cierta armonía, por lo que tus habitaciones quedarán muy bien si escoges el complementario adecuado. Ejemplos son: el azul y el naranja, el verde y el rojo, el amarillo y morado…

Guía para combinar colores en la decoración

Guía para combinar colores en la decoración

Guía para combinar colores en la decoración

Combinación con colores que contrastan

Existen determinados colores, que son opuestos (como el negro y el blanco), pero su contraste anima las estancias y quedan muy bien, dándoles incluso un toque elegante. Otro ejemplo son negro y rojo, o gris y rojo. Los blancos, grises y negros son, generalmente, muy fáciles de combinar.

Guía para combinar colores en la decoración

Ideas para decorar la cocina de colores
La cocina es una de las estancias más importantes de la casa, no solo por preparar en ella la comida sino también porque es donde solemos sentarnos a comer y hablar con la familia, o bien pensar en nuestras cosas en soledad y disfrutar de un buen plato. Es por eso que resulta imprescindible convertir este espacio en un lugar placentero que esté decorado del gusto de quienes pasan tiempo en él cada día.

La decoración de cocinas está pasando por un momento fantástico, con muchas tendencias y cada vez más gente metida de lleno en dotar a esta estancia de diseño y estilo personal y muy llamativo. Los colores juegan un papel muy importante en la decoración de cualquier estancia, y en el caso de las cocinas no iba a ser menos. Veamos las claves para que puedas elegir el más adecuado para ti.
Seguir leyendo

Colores para decorar: trucos y efectos

Uno de los puntos principales a la hora de decorar una estancia es saber elegir bien el color o la gama de colores que queremos utilizar en sus paredes, teniendo en cuenta una serie de criterios. Por ejemplo, su tamaño, su luminosidad o el tipo de casa que sea (no decoraremos igual un apartamento de ciudad que una residencia de playa). Además, tendremos en cuenta el tipo y color de muebles que vamos a utilizar, y también los textiles y detalles, como espejos, lámparas y demás.

A la hora de pintar una estancia, escogeremos no sólo el tono -o tonos-, sino también las texturas, ya que los colores lisos no son la única opción de la que disponemos. Para un mismo cuarto, podemos elegir más de un color o tono (lo normal es escoger dos, tres como máximo, intentando siempre no recargar). La armonía entre ellos será determinante para lograr el éxito estético en nuestras habitaciones.

Colores para decorar: trucos y efectos

Antes de elegir la mejor gama de colores para pintar, podemos clasificar los colores brevemente.

Colores base

En un primer grupo, situaremos al blanco, el color base por excelencia, que da sensación de amplitud y limpieza, al negro, que absorbe todos los colores y se característica por su elegancia, y al gris, con sus diversos tonos, que puede variar desde un gris muy oscuro a un tono más suave, cercano al plateado. Estos tres colores pueden ser tenidos muy en cuenta a la hora de decorar el hogar.

Colores para decorar: trucos y efectos

Colores fríos

Los colores fríos son: el azul, el verde, el violeta… nos ofrecen grandes posibilidades en todo tipo de estancias, desde el baño a una habitación.
El azul es elegante y tiene múltiples tonos, desde el azul Caribe, al cobalto o turquesa.
El verde, por ejemplo, nos ofrece grandes apuestas como el pistacho, el esmeralda o caqui.
El violeta puede ser un tono más oscuro que sirva para contrastar o podemos decantarnos por su versión más suave, como el lila.

Colores cálidos

Aquí se sitúan el rojo, rosa, naranja, marrón o amarillo. En ocasiones, hay que tener cuidado con los mismos, pero su vistosidad y la elección de los tonos más adecuados nos servirá para dar vida a las estancias que consideremos más aburridas.

Colores para decorar: trucos y efectos

El rojo tiene múltiples tonos, desde el burdeos, hasta el anaranjado, caoba o guinda. El rosa nos da un aspecto de lo más romántico, mientras el naranja y el amarillo son colores que reactivan.

Para lograr esta armonía de la que hablábamos, es recomendable elegir una gama de colores fríos o bien decantarse por una gama de colores cálidos. En cambio, si buscamos resaltar o delimitar espacios dentro de un mismo cuarto, esa nota de contraste nos la da la combinación de ambos grupos. No recomendamos usar más de tres colores para que la habitación no parezca demasiado recargada cromáticamente.

Algunos trucos

Si estamos pensando pintar esa habitación y convertirla en un lugar mucho más bonito, además de darnos un paseo por las tablas de colores para ver cuál de ellos nos apetece más ver a diario, tenemos que tener en cuenta las peculiaridades de la habitación, especialmente su tamaño, el tipo de habitación para la que se usará, y la luz natural que recibe.

Colores para decorar: trucos y efectos

Para habitaciones pequeñas, recomendamos los tonos cercanos al blanco y los pasteles, igualmente para aquellas que apenas reciban luz. Los tonos base claros serán nuestros grandes aliados a la hora de dar amplitud. Darán un toque de color, suavidad y elegancia pudiendo prescindir del consabido blanco. Algunos de estos son el color marfil, un plata claro, el color hueso, lino o nieve. Para tonos suaves, pero algo más atrevidos, puedes probar con el albaricoque, el beige o el durazno, que pondrán la nota anaranjada y son muy recomendados para habitaciones o salas de estar.

Colores para decorar: trucos y efectos

Si tu gusto va más encaminado a lo minimalista, lo étnico o simplemente deseas una estancia elegante, puedes considerar el negro como contraste con otros colores (blanco y negro, rojo y negro y, en realidad, negro con una gran variedad de colores fríos o cálidos). Esto quedará muy bien en habitaciones muy luminosas y espaciosas.

Para las habitaciones destinadas al descanso (una sala para relajarse o los dormitorios) recomendamos colores suaves, como colores fríos (verdes, azules y violetas), así como blancos y crudos. Podemos poner un tono canela igualmente, pero no usar colores cálidos muy vistosos (el rojo intenso, por ejemplo, da una sensación de intranquilidad); éstos podemos usarlos para otras estancias, como una sala de juegos.

Dos tonos del mismo color para crear contraste

Sin embargo, ceñirse a un tono en cada cuarto ya es cosa del pasado. En los últimos años, es tendencia escoger dos colores que contrasten y usarlos en un mismo habitáculo, como por ejemplo un dormitorio cuyas paredes son de un tono suave y tienen uno de los muros (normalmente suele ser el del cabecera de la cama) en el mismo color, pero oscuro. También queda muy bien en salones, incluso en baños. este efecto hace la decoración más original y sirve para delimitar espacios, lo que nos ayuda también a que la habitación parezca más amplia.

Además, puedes tener en cuenta pintar las habitaciones con rayas en las paredes. Dan un aspecto de elegancia y ayudan a favorecer la estancia y a hacerla parecer más alta, aunque te recomendamos tener mucho cuidado con esta técnica porque su abuso recarga la estancia y estropea la estética.

Colores para decorar: trucos y efectos

La opción bicolor

Otro truco también para dar vida a la habitación es la opción bicolor. Es la alternativa idónea para poner fin a la monotonía. Se trata de elegir dos colores que se complementen, de los cuales uno será dominante y el otro servirá para dar pequeños toques luminosos. Una vez más, ambos colores deben guardar una armonía y adecuarse al mobiliario. ¿Te atreves con una pieza bicolor?

El dúo simple será marcado por un color vivo de tu gusto y el blanco. Por ejemplo, el azul marino, el rojo, el naranja… El mobiliario puede ser recargado.

Colores para decorar: trucos y efectos

El dúo vivo trata de escoger dos colores vivos, aunque con criterio. Es más difícil de equilibrar, pero si lo consigues merecerá la pena. Ejemplos de ello son el violeta con el amarillo o el marrón con el turquesa. El mobiliario debe de ser muy simple, sino la pieza parecerá recargada.

Colores para decorar: trucos y efectos

El dúo pastel consiste en encontrar dos tonos pastel que se complementan, como rosas y grises, o dos colores tierra. Esta opción os dejan una gran libertad para el mobiliario.

Colores para decorar: trucos y efectos

Jugar con la profundidad

Si tu casa es pequeña y sus techos son bajos, prueba este truco óptico: pintar el techo de un tono notablemente más claro que el de las paredes. Esto hará que la estancia parezca más alargada. Puede que te pase al contrario, especialmente si tienes una casa antigua, que el techo sea demasiado alto. En este caso, a la inversa, pintaremos el techo de un color oscuro, dejando las paredes claras y el resultado será una estancia más acogedora.

Colores para decorar: trucos y efectos

Efectos

Ahora bien, las paredes lisas ya no son la única opción. Hoy en día, es muy habituar escoger un efecto en la habitación que deseas pintar. Son muchas las alternativas que puedes elegir, dependiendo igualmente de las características de cada cuarto y de tus propios gustos. Estos son algunos ejemplos:

Arena

Con diferentes tonos de marrón, este efecto simula que la pared está hecha de arena. Es ideal para jardines o para decoraciones en las que quieras evocar el calor y el desierto, por ejemplo, en una residencia de playa.

Colores para decorar: trucos y efectos

Degradado

¿Te gustaría un color degradado en las paredes? Por ejemplo, el paso del azul añil al blanco. Este efecto es muy recomendado para los románticos, ya que la técnica simula un amanecer. Queda muy bien en dormitorios y se hace desde el suelo hasta el techo.

Colores para decorar: trucos y efectos

Metalizado

Un efecto muy curioso, en color gris, aunque no conviene abusar y se debe utilizar en salas de estudio amplias o exteriores. Quedará muy bien en el estilo industrial.

Papel rasgado

Es genial para quienes busquen cierto contenido artístico en el hogar. Dará a tus paredes un toque parecido a si las paredes estuvieran hechas de papel, además que parte de un tono base y deja entrever otro más claro. Quedará muy bien en pasillos y espacios pequeños.

Colores para decorar: trucos y efectos

Redecorar el dormitorio con diferentes colores
Si estás buscando redecorar el dormitorio con diferentes colores es seguramente, porque estás buscando la forma de cambiar de aspecto en tu estancia del sueño y así, poder sentirte mejor. Es posible que te hayas aburrido de los colores que tenías anteriormente o que simplemente necesites una renovación tanto interna como externa y que implica también una renovación de una de las estancias más importantes de tu hogar: tu dormitorio.

Si no se te ocurren ideas para redecorar el dormitorio con colores, no te preocupes porque a continuación te voy a dar algunas ideas que seguro que te vendrán de perlas para poder inspirarte y poder escoger los colores que mejor vayan a tu dormitorio, pero sobre todo, para escoger los colores que mejor te sienten a ti y te hagan sentir tranquilo y a gusto en tu dormitorio.
Seguir leyendo