¿Qué dice tu estilo decorativo sobre tu personalidad?

Aunque pueda parecer un detalle sin importancia, la manera en la que decoramos nuestros interiores -ya sea nuestra casa u oficina- dice mucho acerca de nuestra personalidad. Cada detalle, desde el tipo de suelo que elegimos, pasando por el color de las paredes hasta el tapizado que escogemos para nuestro sofá está diciendo algo sobre nuestra manera de ser. Cada vez que decoras, diseñas u organizas algo, ya sea un rincón o una habitación de la casa, estás definiendo tu personalidad a través de la decoración y del estilo escogido. Seguir leyendo

El choque de culturas, los viajes y la mezcla de estilos también pueden formar parte de la decoración del hogar, no en vano se ha convertido en una de las últimas tendencias en interiores. Este tipo de decoración aporta un toque único y combina la evocación de destinos lejanos con un amplio exotismo. En definitiva, propone una pequeña vuelta al mundo sin salir de casa. Puede hacerse en mayor o menor escala; de tal manera que se encuentre reflejado en una única habitación (por ejemplo, el salón) o ir más allá y hacer partícipe de ella a la totalidad de la vivienda.

Debido a que hay tantos estilos de decoración multicultural como personas, sugerimos algunas ideas con las que podrás recrear en tu salón la magia de las Mil y una Noches, sumirte en el equilibrio de la cultura japonesa o disfrutar la elegancia del gusto francés, entre otros.

Decora traspasado las fronteras en tu hogar
Un salón de té con esencias árabes
El estilo árabe es uno de los que otorgan más flexibilidad en cuanto a colores, mobiliario y objetos decorativos. Predominan los tonos cálidos y neutrales en las paredes, el turquesa o verde esmeralda en los textiles y algún tinte que resalte, como el anaranjado o el rojo mate. Recrea la arena del desierto con tonalidades beige. En cuanto a las formas, intenta adquirir muebles que incluyan arcos conopiales y líneas sinuosas. Emplaza telas transparentes de colores que hagan las veces de cortinas o se extiendan por el techo de forma arqueada. Puedes pintar líneas beige o amarillas sobre una mesa baja de té marrón brillante y acompañarla con coloridos cojines bordados para sentarse en el suelo. La nota distintiva la darán las lámparas de piel triangulares fijadas a la pared y los jarrones estampados. Experimenta con las formas árabes hasta dar con un conjunto a tu gusto. Existen muchas tiendas especializadas de bajo coste, pero, si tienes el estilo bien claro en tu cabeza, puedes reconvertir muebles que ya tengas y darles un diseño más acorde a lo que buscas. Seguir leyendo

En ocasiones, nos gustaría dar a la decoración de nuestra casa un giro de 360 grados, pero no lo hacemos por falta de dinero, tiempo o ideas. Es posible renovar y embellecer la apariencia de nuestro hogar haciendo uso de diez simples ideas que te costarán muy poco y con las que obtendrás los resultados deseados.

1. Renovar las cortinas. Algo tan simple como las cortinas pueden cambiar totalmente el aspecto de una vivienda. Quizá es hora de deshacerse de las actuales y apostar por otras de un color más atractivo que van a contribuir a dar un toque diferente a las habitaciones. Si apuestas por un estampado, elige uno discreto que combine con la atmósfera general de tu casa.

2. Cambio de sillas. Estos pequeños muebles, además de su evidente función práctica, juegan un papel importante en la decoración de la mayoría de los cuartos, como el salón o la cocina. En el mercado actual, pueden encontrarse sillas de curiosos modelos que pueden ser las encargadas de dar la nota diferenciadora. Sillas clásicas, vintage, vanguardistas, rústicas o minimalistas que rompan con la temática del resto de los muebles proporcionando un gracioso efecto. Si deseas conservar las que tienes, prueba a tapizarlas tú misma, ayudándote de una tela atractiva y un poquito de maña. No es necesario que todas las sillas sean idénticas, combinar colores, formas y estilos alrededor de una misma mesa da un toque moderno, elegante y distintivo a la salita de estar o comedor.

Cambia el aspecto del hogar en sólo 10 pasos
3. Alfombrar el suelo. Especialmente en esta época en la que las bajas temperaturas no tardarán en aparecer, una bonita alfombra en un sitio estratégico puede vestir la casa de una forma imprevisible, además de prepararla aún más para el invierno. Recupera esa alfombra que lleva años guardada en el trastero y piensa en qué rincón lucirá más. Debajo de una mesa, por ejemplo, puede ser una opción acertada, además de ayudar a preservar el suelo. La alfombra creará un espacio separador y diferenciador del resto del cuarto. Seguir leyendo