Cómo decorar una escalera de vecinos
A muchos nos gustaría poder vivir en una casa grande aislada del resto del mundo, pero a la mayoría no nos queda más remedio que compartir el edificio con un montón de vecinos que, por regla general, suelen molestar bastante. ¡Es lo que tiene vivir en una ciudad!

Aunque a cada uno le pertenece su pequeña porción del edificio, lo cierto es que en la comunidad de vecinos se comparten más cosas que los ruidos y los gastos. Nos referimos a las zonas comunes, que normalmente suelen ser bastante aburridas. Sin embargo, con unos pequeños truquitos podemos convertir esta zona por la que pasamos cada día sin prestarle demasiada atención en un lugar con una atmósfera completamente agradable. ¿Te apetece conocerlos?
Seguir leyendo