Ideas para habitación infantil compartida
Aunque compartir el reducido espacio de la habitación no va a ser fácil para tus hijos, lo cierto es que se trata de una experiencia que realmente les enriquecerá en el futuro haciéndoles adquirir cualidades como la colaboración, la paciencia o la tolerancia.

Sin embargo, que convivan en la misma habitación no quiere decir que tengan que compartir cada una de las cosas que hay en ella… De hecho, lo ideal sería que cada uno sienta que posee un espacio más o menos propio en la estancia, una forma de marcar su independencia en pacífica convivencia.
Seguir leyendo

Un cuarto de baño para compartir
El baño es un lugar muy difícil de compartir; cuando estamos arreglándonos en él nos molesta muchísimo tener que ceder parte del espacio del que disponemos a la otra persona. Por eso, si tienes suficiente espacio lo mejor será establecer un baño para dos personas que ofrezca a cada uno su propio lavamanos, espacio para la toalla, espejo… En definitiva, todo lo que necesitas para arreglarte sin que nadie entorpezca tu ritmo.

No obstante, hay que saber también cómo aprovechar todos los metros disponibles, puesto que simplemente multiplicando todo por dos ocuparíamos muchísimo más sitio del que debemos. Así, por ejemplo, sería adecuado escoger un solo mueble que albergara las piezas individuales para cada persona: un largo espejo compartido pero con dos lavamanos con sus respectivos cajones inferiores y una sola mesa alargada que permita tener suficiente espacio disponible para dejar momentáneamente las cosas mientras nos arreglamos.

Seguir leyendo