Jardines verticales para interiores

No existe una decoración más natural, ecológica y sencilla que la que nos proponen las plantas. Tanto en exteriores como interiores de la vivienda, los jardines verticales (una fórmula cada vez más popular por las formas que vamos a exponerte) son aliados perfectos que nos brindan múltiples soluciones de decoración y sólo requerirán un poco de mimo por nuestra parte.

Para los espacios interiores este tipo de jardines nos ayudarán a vestir nuestros salones, pasillos o cocinas, con la ventaja adicional de que apenas ocupan espacio y muchos otros beneficios que vamos a ver a lo largo de este post.

Jardines verticales para interiores

Antes de explicarte cómo puedes confeccionar tú mismo/a tu jardín vertical, te presentamos diversas fórmulas para que elijas en el que más te gusta y aquel que case con el estilo de tu vivienda. Ademas deberás tener en cuenta su ubicación, estructura y el espacio del que dispongas, además del clima local y las condiciones específicas de cuidado de las plantas escogidas.

Nuestro jardín apostado contra una pared

Elige la pared de tu casa donde vas a instalar el panel en el que después cultivaremos las plantas. Deberás de tener en cuenta todos los factores explicados antes y elegir su tamaño e incluso su forma (no siempre tienen por qué ser cuadrados). A continuación y antes de plantar, organizaremos cómo vamos a abonarlo y regarlo.

La solución más sencilla: los paneles para siembra vertical

Ya existen soluciones muy sencillas para el mantenimiento de jardines verticales. Por ejemplo, hay muchas ofertas en tiendas de jardinería, físicas y online, que venden kits de paneles para siembra vertical. Con ellos, ya no tendrás que preocuparte más, pues incluyen filtros para mantener la humedad, un sistema de riego y abono, y drenaje en la parte inferior.

Jardines verticales para interiores

Aprovechando los rincones

Las esquinas son espacios que, a menudo, no utilizamos en casa tanto como podríamos. Si no te apetece que tu jardín vertical sea el centro del salón o cocina, puedes elegir una esquina para instalarlo, de esta manera cobrará el protagonismo justo en decoración, sin recargar, pero dando la nota verde. Además, quizá así su cuidado sea mucho más sencillo.

Jardines verticales para interiores

Varios bloques para hacer una composición más moderna

Los jardines verticales no tienen por qué estar en un solo bloque. Puedes pegar a la pared varias placas rectangulares formando hileras (por ejemplo: un grupo de nueve, tres en la base y tres a lo largo) y cubrirlas después con tus plantas preferidas. Este año, no te hará falta ni árbol de navidad, ¡bastará con poner luces de colores a tu jardín vertical!

Jardines verticales para interiores

Jardín en la parte superior de la pared

Otra opción es que las plantas de tu jardín vertical estén ubicadas hacia la parte superior, casi en el techo, dejando más espacio para los lugares que estén a la altura de las personas. Esto hará parecer el espacio más grande y nos sentiremos como en auténtica naturaleza, sin que las plantas nos molesten en nuestras tareas cotidianas. Esta opción es perfecta para disfrutar de las plantas cerca de los muebles que usemos a menudo.

Jardines verticales para interiores

Combina naturaleza

En un jardín vertical podemos combinar diversas plantas y flores para dar lugar a todo tipo de formas y colores. Por ejemplo, unas plantas de hoja clara para dibujar una línea sinuosa mientras el fondo estará poblado de plantas de hoja verde oscuro. Además, las flores de colores (preferiblemente, tonos que armonicen con el estilo de nuestra vivienda) nos darán ese toque único en decoración que solo la naturaleza puede darnos.

Jardines verticales para interiores

Explosión de formas

Si preferimos un solo color, o queremos mantenernos fieles al verde, pero que la nota distintiva la haga la forma, nada más fácil que elegir grupos de plantas con diferente morfología en sus hojas. Así pues, combinaremos plantas de hoja redonda, alargadas, con picos, forma de lágrimas…

Jardines verticales para interiores

Botellas de plástico con doble funcionalidad

Las botellas de plástico que ya no nos sirvan (por ejemplo, las de refrescos de dos litros) nos darán un uso perfecto en nuestro jardín vertical. Una de las opciones que te proponemos es cultivar las plantas, de forma individual, en cada una de ellas y colgarlas con cuerdas sobre la pared, tantas como nos guste para la creación de nuestro jardín vertical de bajo coste.

Jardines verticales para interiores

También podemos apilar estas botellas unas encima de la otra para crear largos tubos que fijaremos a la pared. Después, sólo tenemos que plantar nuestras flores.

Nuestro huerto de plantas aromáticas

Para la cocina, una buena idea que decora y, además, es práctica, es la plantación de diferentes hierbas aromáticas. ¡Tus guisos tendrán un sabor de lo más especial mientras la cocina gana en decoración!

Jardines verticales para interiores

Tiestos de colores

También podemos colgar simplemente muchos tiestos en uno de los muros y hacer una bonita composición con diversas plantas. Le daremos una nota viva y alegre si los tiestos son de diversos colores.

Jardines verticales para interiores

Verticalidad sobre una escalera

Una técnica sencilla y barata es cultivar nuestras plantas (incluso verduras y hortalizas, y así crear nuestro propio huerto) en maceteros que reposarán una escalera. Éstos no nos molestarán tanto como si los tenemos sobre la mesa o en el alféizar de la ventana, nos ayudarán a aprovechar el espacio y es una propuesta de lo más original.

Jardines verticales para interiores

Enmarcando la naturaleza

Otra de las ideas es plantar nuestras plantas y flores sobre marcos de madera colgantes. Es un ejemplo decorativo que nos hará una función similar a la que nos hace un cuadro o una foto, pero el resultado será más bonito y natural.

Jardines verticales para interiores

Latas o tubos a modo de maceteros

Con elementos como latas de conserva, tarros de pintura o tubos de PVC podemos realizar una bonita composición fijándola a la pared para cultivar nuestras flores y plantas.

Jardines verticales para interiores

Composición tropical

Otra solución es elegir plantas exóticas, menos comunes en climas mediterráneos, y decorar esa estancia como si estuviéramos en el trópico. Debemos asegurarnos antes de decantarnos por esta opción que estas plantas aguantarán nuestro clima y tendemos la certeza de poder cuidarlas convenientemente. En esta opción, invertiremos quizá más mimo y tiempo, pero el resultado merecerá la pena.

Jardines verticales para interiores

Elementos para cultivar el jardín vertical

Para confeccionar un jardín vertical solo necesitarás de una estructura vertical donde reposarán las plantas y paneles de tierra para que éstas puedan alimentarse. Lo más importante es tener en cuenta que éstas, como seres vivos que son, deberán tener acceso a la luz y el sol y, además, habrá que regarlas frecuentemente, dependiendo de las plantas elegidas. Como hemos dicho, encontrarás un gran número de soluciones en tiendas de jardinería para este diseño.

Los palets como estructura

Si no queremos gastarnos demasiado dinero en nuestro jardín vertical, los palets, elementos cada vez más funcionales en la decoración, nos permitirán la creación del mismo. Los huecos del palets nos servirán para colocar tierra y vayamos integrando las plantas elegidas.

Jardines verticales para interiores

Ventajas de los jardines verticales en el hogar

Tener jardines verticales en casa te aportará una serie de ventajas que notarás en seguida en tu día a día:

– Si tu casa no tiene patio o jardín, o es demasiado pequeña para que puedas tener grandes grupos de plantas en posición horizontal, puedes sentirte en contacto con la naturaleza gracias a ellos.

Jardines verticales para interiores

– El aire que respires será mejor. Ellas se encargan de absorber las toxinas, como, por ejemplo, las del tabaco.

– Tu casa olerá mucho mejor, especialmente si pones también flores. Absorberán los malos olores y nos dejarán un aroma fresco en la vivienda.

– Las plantas naturales son reguladoras del ambiente, por lo que crearán su propio clima dentro de la casa y ayudarán a mantener las temperaturas. Además, por esta característica te ayudan a proteger las paredes de tu casa.

– Las plantas ayudan a combatir el estrés. Te sentirás más animado/a cuando cruces el umbral de la puerta de tu casa y contemples la bella decoración creada con plantas y flores.

Jardines verticales para interiores

– Ahorrarás mucho en decoración. Una vez que tengamos el sistema, decorar con jardines verticales no es tan costoso y, como es un elemento que hace mucho en el diseño, no tendremos que preocuparnos tanto en adornar las paredes de nuestras estancias.

– Es un ejercicio creativo. Nadie más tendrá un jardín vertical como el tuyo. Verás como en seguida te conviertes en un aficionado/a de la jardinería y quieres saber más sobre nuevas plantas y nuevas composiciones.

– Podrás comer tus propios cultivos. Especialmente para balcones interiores y cocinas, la opción de plantar en vertical un pequeño huerto es cada vez más frecuentemente elegida por los propietarios. Pequeñas hortalizas o hierbas aromáticas pasarán de tu jardín a tu olla.

Es el momento de dar un giro verde en tu decoración y permite que la vegetación sea parte de la arquitectura de tu hogar. ¿Te animas?