La decoración a base de lunares

Los lunares son tendencia. Además de eso, el efecto que proporcionan en la decoración de interiores es de lo más alegre. Rompe la sobriedad de las estancias, le proporciona una interesante chispa estética y, sobre todo, las hace mucho más bonitas. Este post está dedicado a esos pequeños círculos y a las maneras en las que podemos usarlos, en todos los colores y estilos, para apoyar la decoración de nuestro hogar.

La decoración a base de lunares

En paredes, mesas, cojines, edredones o muebles, los lunares grandes o más pequeños van a tener una importante misión: dar un color nuevo a las estancias.

La decoración a base de lunares

Lunares sobre paredes

Los lunares pueden introducirse en todas las estancias, aunque dan muy buen efecto en dormitorios y salones, por las posibilidades que nos proporcionan los textiles y muebles que los ocupan. Si eres un amante de los lunares, puedes plantearte dar vida a la habitación incorporándolos en las paredes. La manera más sencilla de hacerlo es usando papel pintado, donde vas a encontrar diseños de toda clase, que puedes colocarlo tú mismo/a.

La decoración a base de lunares

Te recomendamos, especialmente si los lunares son muy grandes o utilizan colores vistosos, que elijas solo una parte de la pared en la que poner el papel pintado. Puedes decantarte por la pared más importante del salón o dormitorio, por una columna, un pasillo… Los lunares, usados en exceso, pueden cansar a la vista rápidamente y su abuso puede romper la armonía decorativa de los espacios. En cambio, usados sobre paredes en pequeñas dosis dará ese punto de exclusividad al lugar en cuestión y contribuirá a vestir las estancias de una manera increíble.

La decoración a base de lunares

Seguir leyendo