Manteles artesanales para decorar
Los manteles forman parte de esos elementos sencillos que visten la casa con muy poquito. Su doble función, proteger el mobiliario y embellecer, resulta perfecta para complementar la decoración de salones, comedores y cocinas.

Los manteles, que pueden ser de muy diversos tipos según su forma, textura o material, ofrecen tal versatilidad que podrás decantarte por un estilo u otro dependiendo del evento culinario a celebrar. Mientras que los de algodón son durables, baratos e idóneos para el uso diario, el poliéster es más agradecido para fiestas y celebraciones, pues da un acabado más bonito y no se arruga al lavarlo. Para una velada mucho más especial, los manteles de seda vestirán las mesas como ninguno, aunque su lavado ha de ser más cuidadoso y es un tejido que resulta más caro.
Seguir leyendo