Decoración de monoambientes

Un monoambiente es un espacio pequeño que prescinde de muros entre habitaciones y puertas para sacar todo el partido a la amplitud del espacio.

Decoración de monoambientes

Algunos monoambientes pueden ser muy pequeños, no más que 20 o 32 metros cuadrados y tienen como ventaja que su decoración no es muy costosa, al disponer de menos muebles y elementos decorativos, aunque la clave del éxito es saber cómo integrar todo cuanto necesitamos sin renunciar a la amplitud del espacio.

Decoración de monoambientes

Muebles funcionales

La clave para decorar monoambientes es que estos muebles sean funcionales y estén bien distribuidos. Como hemos dicho, no usaremos demasiado mobiliario, pero sí de utilidad, por ejemplo, muebles que sirvan, además, para almacenar objetos y que estos no estén a la vista, contribuyendo a recrear un efecto de frescura y libertad. Los muebles multifuncionales son muy adecuados para este tipo de decoración.

Decoración de monoambientes

Citaremos como ejemplo un sofá cama, una mesa extensible o bonitos baúles que hagan las veces de mesas. Para los escritorios y demás, mejor que estén emplazados a la pared en un discreto segundo plano. También podemos disponer de muebles plegables, como sillas, que no nos estorben en nuestro día a día. Además, aprovecharemos paredes y muros para instalar estanterías u otros soportes de almacenaje.

Decoración de monoambientes

Separación de ambientes

En los monoambientes podemos usar colores oscuros, como el negro, pero en pequeños detalles, no en muebles muy grandes ni en las paredes, pues de lo contrario nos quitarán la luminosidad y nos darán la sensación de que el espacio es aún más pequeño. Si el monoambiente hace las veces de salón y habitación, utilizaremos muebles o paredes para delimitar el sector dormitorio y así separar dos estancias que tienen funciones diferentes. Igualmente, delimitaremos las zonas de trabajo, pero no mediante paredes y muros que harían parecer cada área un lugar reducidísimo, sino con muebles y cierta separación entre uno y otros.

Decoración de monoambientes

Así, en el monoambiente podemos delimitar una zona para estudiar (una mesa empotrada en una esquina con una silla y su luz autónoma), el comedor, instalado en paralelo al sofá que hará las veces de salón, o una zona de descanso, por ejemplo, una butaca al lado de la ventana con una mesilla para tomar el té o leer. Se trata de intentar recrear una decoración estilo loft, en la que todo está en el mismo campo visual, pero dividido.

Decoración de monoambientes

Seguir leyendo