Cómo personalizar los muebles de Ikea convencionales

Hoy en día, en la decoración de hogares, es habitual que muchas casas tengan los mismos muebles estándar. Hablamos por ejemplo de las mesas o estanterías Ikea que, por ser baratas y funcionales, suelen ser frecuentes en los hogares europeos. Desafortunadamente, no siempre tenemos presupuesto como para comprar todos los muebles de diseño que nos gustarían y esto hace que sea inevitable que nuestras viviendas pierdan un poco de personalidad.

Esto ya no tiene por qué ser así. Te enseñaremos en este post a dar una nota de carácter a tus muebles, por muy convencionales que sean, y a personalizar y diseñar tus espacios con un presupuesto mínimo y permitiéndote aprovechar los muebles que ya tienes. ¡Toma nota!

Personaliza a tus anchas con los vinilos auto-adhesivos

Son una solución low-cost que te permitirá dar el lavado de cara a tu casa que tanto necesita. Los encontrarás de colores, de rayas, con cenefas, clásicos, infantiles… Por ejemplo, úsalos sobre la típica cómoda blanca de Ikea que usas para el cuarto de los niños o sobre estanterías, incluso en mesas. Una magnífica y rápida solución para desprender a tu casa de ese aire convencional que no nos acaba de gustar.

Cómo personalizar los muebles de Ikea convencionales

Echa un vistazo a Superfront

¿Qué es Superfront? Una empresa sueca que ya se había dado cuenta, como nosotros, que a las personas les encantaría diseñar sus muebles a su gusto sin renunciar a adquirir los de la marca IKEA. Ofrecen pomos, patas, paneles frontales o laterales con diseños mucho más bonitos, elegantes y exclusivos, adaptados para los muebles típicos de Ikea. Te encantarán los pomos en forma de mariposa para los armarios o los paneles de rombos para tus muebles de cocina.
Seguir leyendo