Pintura satinada en paredes
La pintura satinada se diferencia de las demás por tener un acabado intermedio entre brillante y opaco, el cual proporciona características y detalles que, bien aprovechados, pueden darle un toque espectacular a cualquier pared. Mejora en gran medida el aspecto de las paredes y de toda la decoración de esa estancia en general.

A favor tiene que refleja más la luz que la pintura con acabado mate, lo que favorece la iluminación natural. Además, su lavado es rápido y sencillo, y su estética no cabe duda de que es muy agradable a la vista. Por si esto fuera poco, también es agradable al tacto, así que parece que estamos ante la pintura perfecta. Por buscarle algún inconveniente, este tipo de acabado hace que se resalten las imperfecciones, por lo que la superficie debe estar muy preparada antes de pintarse.
Seguir leyendo