Dormitorios cómodos y relajantes
Nada mejor que un magnífico descanso nocturno para rendir perfectamente al día siguiente. Si bien es cierto que la elección y mantenimiento del colchón son fundamentales para el mejor confort, también es verdad que dormir en una estancia cómoda y relajante ayuda en gran medida a conseguir ese sueño reparador que tan bueno es para nuestro cuerpo y nuestro organismo. Para lograr que tu dormitorio resulte más confortable debes considerar la entrada de luz, distribución de muebles, tonos, etc. Lo ideal es colocar la cama en perpendicular a la entrada de luz, de este modo, la zona estará iluminada sin que te deslumbre. Ponla en el centro de la pared más larga, para moverte en torno a ella con mayor comodidad, y evita ponerla bajo la ventana ni frente a la puerta de entrada.

Seguir leyendo