Técnicas para tapar las entradas de aire de puertas y ventanasCon la llegada del invierno las temperaturas en el exterior caen en picado mientras que las del interior de casa tienden a subir, y bastante por cierto. Sin embargo, a veces nuestros esfuerzos por mantener una temperatura cálida en el hogar puede resultar en vano si no tenemos todas las infraestructuras a punto.

Con el tiempo, por ejemplo, las puertas y las ventanas se van deteriorando y causando inevitablemente que queden unas rendijas en los extremos por las que no sólo se escapa el calorcito de casa, sino que además acaba entrando el frío de fuera. Para evitarlo debes cubrir estos huecos de una forma eficaz.

¿Quieres saber cómo hacerlo? Aquí te dejamos algunas ideas.

Seguir leyendo