El tono arena: armonía y calidez

Si no eres muy partidario/a de los colores muy vivos en decoración como tono base, pero estás buscando un color más original que los blancos y negros para las paredes, textiles o complementos de tu hogar, te proponemos considerar la decoración en color arena.

El tono arena: armonía y calidez

Este color (o colores, ya que lo encontrarás en muy diferentes tonalidades) va a conseguir aportar frescura, suavidad y naturalidad a tus interiores, y, al mismo tiempo, tiene la ventaja de que es muy sencillo de combinar.

El tono arena (y, en general todos los colores tierra) nos da la sobriedad y la elegancia de otros similares como los beige y nos garantiza esa armonía que siempre tendemos a buscar en interiores, al tipo que no compromete la neutralidad. Es un color que no pasa de moda, tan ideal para ambientes modernos como para decoraciones de tipo rural o colonial. Según los decoradores, el tono arena “queda bien el cualquier parte”.

El tono arena: armonía y calidez

El arena y sus variedades, que son tonos suaves, pueden combinarse tanto con blancos o negros como con diferentes gamas de tonos tierra y marrones (como beige, ocre o marrón oscuro), dependiendo el ambiente que busquemos crear, y además, es un estupendo color base cuya neutralidad jugará perfectamente con el efecto que hace conjuntado con colores más vivos. Si lo que buscas es una nota de viveza, mézclalo en tus espacios con vivos rojos, brillantes verdes y casi cualquier tono de azul, sin olvidar los amarillos. El resultado será un interior de aspecto suave, equilibrado y que rezumará elegancia, tal y como vamos a ver en los ejemplos de decoración que describiremos a continuación.

El tono arena: armonía y calidez

Otras posibilidades para combinar el tono arena son: con el color durazno, que aportará brillo sin renunciar a la armonía, con tonos como el café, el camel y el canela, con el chocolate, con grises claros, con un tono teja, que dará lugar interesantes combinaciones, o incluso con dorados o amarillos, como el maíz.

El tono arena: armonía y calidez

Este color, catalogado como parte de los llamados “colores tierra” con una tonalidad algo más clara que el beige, es un color particularmente apropiado para combinar con blancos brillantes porque estos dos colores se complementan de tal forma que uno saca lo mejor del otro y nos dan como resultado un ambiente suave, acogedor y elegante tan apropiado para salones como habitaciones, sin olvidar el gran efecto que consigue en espacios exteriores y en alojamientos como casas de playa o viviendas campestres. El blanco aporta frescura al tono arena mientras que los tonos tierra, en general, consiguen romper con la sobriedad del blanco.

El tono arena: armonía y calidez
Seguir leyendo