Tapas de inodoro decoradas
Hay algunas ocasiones en las que nos podemos permitir cambiar un poquito la imagen de una estancia renovando pequeños detalles. Esto puede ocurrir en el cuarto de baño solo con cambiar la tapa del inodoro tradicional por una decorada. Es un pequeño gesto fácil y económico que te ayudará a redecorar de un modo original y que te ofrece un amplio mercado en el que elegir el diseño que más te satisfaga.

Las tapas de inodoro abarcan infinidad de temas, así como también las encontrarás fabricadas con distintos materiales. Pueden ser de metacrilato, madera o algo acolchadas. También puedes hacerte con fundas que cubrirán la tapa que ya tienes y te ofrecerán el mismo aspecto renovado. Su colocación es muy sencilla, y en el kit de compra viene incluido el anclaje, aunque si dispones de uno amortiguado podrás aprovecharlo quitando la tapa usada y anclando en los herrajes la nueva.

Tapas de inodoro decoradas
De las primeras tapas de inodoro de plástico fino en color blanco se fue pasando a las de madera, ese hecho contribuyó a darle importancia a una pieza que antes era meramente funcional. En la actualidad es un elemento que puede ser tan decorativo como cualquier otro aspecto del cuarto de baño, tanto en el de adultos como en el infantil. Es a los niños, precisamente, a los que más ilusión les hace contar con una tapa temática, siendo el mundo marino el que más éxito tiene.

Tapas de inodoro decoradas
Delfines, estrellas de mar y demás animalitos acuáticos que se acompañan de algas, conchas y piedrecillas. Temas florales que son tan elegantes como bonitos, tapas que simulan motitas de agua. Una variedad entre la que podrás encontrar también diseños tan originales como una guitarra o un piano con los que darás un toque divertido. Las tapas de inodoro decoradas vienen a sumarse a otros artículos decorativos para cuartos de baño como jaboneras, alfombras, toallas, etc. Pequeños detalles que renovarán tu hogar.