Técnica del pirograbado para decorar
El pirograbado es una de las técnicas decorativas más utilizadas en muebles y diversos objetos. Su nombre proviene del griego “Pyros”, que significa fuego, y “Graphos”, que significa escritura, y viene a ser grabar con fuego en casi cualquier superficie, tanto cartón como madera o papel, entre otros.

Se utiliza un pirograbador, que es una herramienta eléctrica que genera calor y consigue quemar la superficie en cuestión al entrar en contacto con ella. La punta del pirograbador es como la punta de un lápiz, y con ella se irá haciendo el dibujo deseado en cada ocasión. Se regula la intensidad del calor para conseguir tonalidades que van desde el marrón suave al negro.

Pirograbado en madera

Técnica del pirograbado para decorar
Se suele hacer en varias superficies, pero donde más en madera, por lo que es en la que me centraré. Lija bien la superficie para que quede muy lisa y suave, y pinta con un lápiz el dibujo que quieras grabar con esta técnica. Una vez que el dibujo esté terminado, ya puedes comenzar a quemar con el pirograbador, haciendo más incidencia en los puntos en los que le quieras dar mayor profundidad al dibujo. Eso hará que consigas sombras y las formas parezcan mucho más reales.

Pirograbado en papel o cartón

Técnica del pirograbado para decorar
En cuanto a otras superficies que son habituales para el pirograbado, como papel y cartón, el procedimiento es el mismo, pero ten cuidado al presionar para no romper donde sea que estás grabando. Si lo vas a hacer en papel, que sea en uno pesado y grueso, ya que uno finito es muy difícil que pueda aguantar las quemaduras sin partirse. Podrás enmarcar tus diseños en papel o cartón con facilidad y así decorar cualquier estancia de la casa con algo muy personal.

Recomendaciones

Aunque pueda parecer que es una técnica muy sencilla, y en realidad lo es, al principio debes ir con calma ya que puede resultar muy complicada. Empieza con dibujos sencillos, y cuando ya los sepas hacer a la perfección, inténtalo con alguno más complicado. En cuanto a los materiales, es recomendable comenzar con madera, ya que es la más fácil, y cuando tengas experiencia ya puedes pasar a otra. Por último, realiza los pirograbados siempre en un lugar que esté bien aireado y que te permita moverte con comodidad.