Técnicas para despegar el papel pintado
El papel pintado es uno de los recursos decorativos que más se han puesto de moda en los últimos años, y es que es una gran forma de dar un poco de vida y color a alguna de las paredes de nuestro hogar.

No obstante, si la colocación de este papel decorativo te pareció complicada lamentamos decirte que la eliminación del mismo sobre la pared va en la misma línea… ¿quieres quitarlo y no sabes por dónde empezar? A continuación te dejamos algunas de las técnicas más habituales.

Son las siguientes:

Técnicas para despegar el papel pintado– Decapante a vapor: Es una herramienta eléctrica compuesta por una base circular en la que se deposita agua caliente y un escudo rectangular encargado de expulsar el vapor de sobre la pared. La idea consiste en colocar este escudo sobre la parte inferior de la tira de papel durante algunos segundos para que la cola se reactive y la pared se reblandezca para poder arrancar la tira con la espátula.

– Temple: Disuelto en agua y aplicado sobre la pared con esponja o rodillo, este producto servirá para disolver la cola aplicada. Debes dejarlo actuar durante algunos minutos para que humedezca el revestimiento y que sea más fácil de quitar.

– Agua tibia y detergente: Es una opción muy similar a la anterior para reblandecer las paredes, pues solo deberás hacer la mezcla, aplicar y dejar actuar unos minutos hasta que se reblandezca y permita ser eliminado de la pared. Ni esta ni la anterior son efectivas con papeles vinílicos, pues es menos sensible al agua.

– En seco: Cualquiera de los sistemas anteriores requiere que dejes secar la pared antes de volver a trabajar sobre ella, por lo que si quieres una solución que te permita trabajar inmediatamente después no te queda otro remedio que hacerlo en seco. Debes ser paciente e ir retirando el papel por la parte trasera con la ayuda de una espátula.