Telas para tapizar muebles
Renovar el aspecto de nuestro hogar sin cambiar el mobiliario es una idea interesante pero que a menudo resulta difícil de llevar a cabo ya sea por la falta de ideas, de maña o de tiempo.

Aunque con estos dos últimos no podemos ayudarte, sí que podemos animarte a hacerlo con algunas ideas interesantes como podría ser por ejemplo tapizar los muebles para darles una nueva imagen y dejarlos como nuevos. A continuación te dejamos algunas de las telas que pueden servirte para hacerlo, así que echa un vistazo, analiza el estilo de tu hogar… ¡y determina cuál es la más idónea!

Telas para tapizar mueblesEstos son algunos de los materiales más comunes para tapizar el mobiliario:

-Loneta: Es uno de los materiales más habituales, generalmente fabricado a partir de algodón o cáñamo. Lo bueno de este textil es que no solamente podremos conseguirlo de forma muy económica sino que además tendremos la posibilidad de escoger entre una amplísima variedad de diseños distintos.

- Seda: A pesar de que su belleza es probablemente superior a cualquiera de los demás materiales, la seda es un tejido algo caro que además resultará muy complicado de trabajar. Precisamente por eso, lo mejor es que te decantes por otros materiales para retapizar tus muebles.

- Microfibra: Es también muy habitual, y es que este material a base de fibras individuales ultrafinas (generalmente 80% poliéster y 20% poliamida) son suaves, indeformables y tienen excelentes características como una fácil limpieza y una buena resistencia a los lavados.

- Terciopelo: Algo desfasado para los estilos más modernos, este suave y agradable tejido resultará ideal para los interiorismos más clásicos o para los de tipo clásico contemporáneo (vintage, shabby chic, etc.).

- Damasco: Se trata de una tela fuerte de seda o lana decorada por dibujos que se forman directamente con el tejido.

- Piel: A pesar de que su precio tampoco es precisamente económico, el alto poder estético de este material lo convierte en uno de los más utilizados para la decoración. Cubrir tus sillas, sofás o butacas con cuero sin duda les otorgará un estilo más elegante y sofisticado a cualquiera de tus estancias.