Tendencias 2012 en cortinas para el hogar
Una casa no es un hogar hasta que no tiene los detalles que más la definen. Entre ellos podemos destacar las cortinas, que no solo te protegen de la luz y las miradas del exterior, sino que también otorgan a tu vivienda un importante toque de estilo y personalidad. Diseños diferentes creados para satisfacer las necesidades de todo el mundo, por lo que no tienes que ceñirte a una moda única que no te atraiga excesivamente.

Para un hogar que quiere presumir de la armonía natural que proyecta el estampado de flores, las propuestas de este año te permiten crear un bonito jardín de motivos naturales bordados que podrás combinar con otras tiras en verde y blanco que facilitarán la entrada de luz. Si prefieres insinuar en vez de ser tan explícita, podrás encontrar telas con grabados que muestran sinuosas ramas pero donde la flor queda salpicada mínimamente en la cortina lisa central.

Tendencias 2012 en cortinas para el hogar
Para los amantes de los tonos neutros que quieren huir de los clásicos lisos de toda la vida, hay propuestas tan diversas como originales. Juegos cromáticos que se combinan entre sí en gamas similares o contrastadas. Bordados que muestran una compleja labor de azabache negro sobre verticales lisas, o costuras bordadas que imitan el trabajo realizado sobre el cuero, así como los rombos clásicos del arlequín, que tan de moda están este año. Diseños que conjugan elegancia y vanguardismo que te permitirán disfrutar de un entorno más sobrio a la par que moderno.

Tendencias 2012 en cortinas para el hogar
Las tendencias más actuales en cortinas para esta temporada no podían obviar el gusto que muchas personas tienen por tonos más estridentes y tejidos más llamativos. Los tonos más cálidos de la paleta del arco iris cogen un brillo especial en telas sobre las que se salpican diferentes toques plagados de contrastes. Los velos de lana también serán una de las propuestas más significativas, ya que la oscuridad de sus tonos contrasta con la claridad que permite atravesar su escasa opacidad.