Tendencias en papel pintado
Después de unas cuantas décadas en el más absoluto de los abandonos, el papel pintado vuelve a la decoración del hogar con más fuerza que nunca. Y lo hace mostrándose en algunos casos de un modo totalmente innovador, así como en otros le hace un guiño a los diseños y estampados que tanto triunfaron entre los años 60 y 80.

Flores, rayas y cuadros son las tendencias más actuales de cara a futuras temporadas, así como también están haciendo presencia los envejecidos que te aportarán un toque entre rústico y vintage en función del mobiliario con el que lo acompañes. A continuación podrás ver una completa selección de diferentes ambientes de salón y dormitorio para que puedas coger ideas para renovar tu hogar.

Papel pintado de flores

Los motivos florales se incorporan a la decoración del hogar en forma de papel pintado. En algunos casos los motivos serán únicamente hojas o ramas, así como en otros las flores abiertas también estarán presentes. Me encanta el diseño tan original que aparece en la foto de portada.

Las rayas

Tendencias en papel pintadoLas rayas siempre han sido las protagonistas del papel pintado, y ahora regresan de un modo totalmente renovado. Verticales u horizontales, muestran una asimetría muy buscada para lograr cierta imperfección en los trazos. Otro detalle es que se llevan en franjas tricolor de diferentes grosores.

Los cuadros

Tendencias en papel pintadoLas figuras geométricas son máxima tendencia en vestuario y complementos, así que no podía ser menos en la decoración del hogar. Colores vibrantes como el naranja o el pistacho hacen el contraste perfecto con otros tramos neutros. El resultado es un estilo con mucha personalidad, que bien podría haber salido de una peli de Almodóvar.

Para el dormitorio

Tendencias en papel pintadoEn el dormitorio también podrás poner en tus paredes papel pintado de flores, rayas o cuadros, y así podrás verlo en la galería de fotos que sigue a continuación. Pero para ilustrar este post me he decantado por mostrarte el aspecto envejecido del que hablaba al principio. En este caso ha sido el toque final perfecto para convertir esta estancia en un auténtico dormitorio de época.