Terraza estilo mediterráneo
Los que tenemos la suerte de vivir junto al mediterráneo podemos disfrutar de largos y apacibles veranos bajo el sol acompañados por la suave brisa marina… Para hacerlo, nada mejor que aprovechar al máximo nuestro rincón preferido durante estos meses: La terraza.

Este espacio se convierte en verano en el auténtico centro de reunión con familia y amigos, un lugar que debe ser a la vez acogedor, alegre y con posibilidades de ocio y además también un rincón tranquilo en el que poder desconectar tan pronto como nos lo propongamos.

El estilo mediterráneo muy posiblemente cumpliría todos los requisitos anteriormente mencionados para tu terraza, un estilo fresco y natural como la vida misma.

¿Quieres conocer algunas de sus claves? Toma nota de lo que te contamos, ¡hace falta realmente poco para crear un increíble ambiente como éste!

Terraza estilo mediterráneo
Lo primero a tener en cuenta es la luz, y es que estos espacios se caracterizan por ser amplios, brillantes y muy luminosos: Para conseguirlo bastará con no recargar demasiado el espacio y utilizar colores muy claros (como blanco o beige) como base de la decoración en la pintura de paredes, textiles, posible ornamentación, etc.

En cuanto al mobiliario tienes varias opciones que quedarán fenomenal, desde los muebles de rattán (similar al mimbre) hasta los de madera natural, pasando también por la forja o por los muebles de madera pintados con la técnica del decapado.

La naturaleza es algo fundamental para dar un poco más de vida y color a la decoración, por lo que resultará casi imprescindible que procures integrarla en el espacio a través de elementos como las jardineras y las macetas con plantas o los llamativos jarrones con flores.

También puedes tener en cuenta tu ubicación geográfica para tomar algunas decisiones en este sentido: Si tu hogar se encuentra en la montaña y por tanto ofrece un entorno de verde vegetación, lo mejor es que combines los tonos anteriormente mencionados con otros detalles muy naturales en tonos claritos (textiles en beige o blanco roto, por ejemplo).

Si tu casa se encuentra en la playa también deberás utilizar el blanco como color de base y combinarlo con el azul, que multiplicará por 10 el relajante efecto que ya de por sí se crea en este encantador entorno marítimo… Si además tienes vistas al mar, no dudes en potenciarla evitando que cualquier objeto se interponga entre ti y las espectaculares vistas de la costa mediterránea.

Por último, procura crear en tu terraza un auténtico espacio chill out en el que pasar las horas con el único objetivo de desconectar…